COPE

Robots anti pandemia e Inteligencia Artificial, nuevos recursos para luchar contra la covid-19

La robótica y la Inteligencia Artificial son un instrumento más en la lucha mundial contra la COVID-19 y los expertos consideran que la pandemia marcará un antes y un después

Audio

Carmen Labayen
@carmenlabayen

Jefa de Sociedad, Nuevas Tecnologías y Casa Real en COPE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 23:26

La robótica y otras aplicaciones de la Inteligencia Artificial (IA) son un instrumento más en la lucha mundial contra la COVID-19 y los expertos consideran que la pandemia marcará un antes y un después en su desarrollo. Ya en la actualidad estas tecnologías son útiles tanto en labores de predicción de la evolución de la pandemia, como en el diagnóstico y hasta para el cuidado de los pacientes.

Hoy por hoy y aunque muchos países han adaptado el uso de estas tecnologías a luchar contra la pandemia y según el investigador del CSIC Álvaro López, la Inteligencia Artificial "más que la solución es en realidad es una ayuda complementaria a todos los otros esfuerzos que se están haciendo para luchar contra el coronavirus”.

Ayudan a diagnosticar la COVID

Hay robots que son capaces por ejemplo de saber por cómo tosemos si tenemos COVID o no. Se han diseñado para tratar de detectar a personas asintomáticas con coronavirus según explica a COPE el investigador del CSIC Álvaro López.

Gracias a un aprendizaje previo con toses forzadas de personas sanas y enfermas, “el programa de inteligencia artificial o la aplicación es capaz de aprender cosas que nosotros no percibimos y luego cuando se le presenta una tos puede detectar el grado de probabilidad de que esa persona esté contagiada y esto podría ser por ejemplo muy útil para el triaje por teléfono” señala López.

Otro robot útil para el diagnóstico son los que ya se están utilizando en los departamentos de radiología en algunos hospitales. Son capaces de clasificar las imágenes con igual o algo mayor precisión que los médicos, pero mucho más rápido y determinar si una radiografía de tórax y pulmón corresponde o no a un paciente con COVID.

Gracias al uso de estos modelos matemáticos o redes neuronales artificiales que aprenden a interpretar las imágenes se pueden acortar los tiempos de diagnóstico con resultados muy fiables y de nuevo y según López “son muy útiles para ayudar a clasificar a los pacientes en los momentos en el que el sistema sanitario y sus profesionales están saturados”.

Muy útiles también para mejorar la detección de casos son “los brazos robotizados para hacer muchos análisis al mismo tiempo que se están usando para PCR's” asegura Angela Ribeiro, investigadora del CSIC.

Algunas de estas máquinas mezclan muchas muestras al mismo tiempo, algo que según explica el matemático especialista en Inteligencia Artificial en Mathworks Lucas García se conoce como “pool testing o test por agrupamiento”.

“Es un tipo de test en el que las muestras de por ejemplo 20 personas se combinan en una sola muestra y se les hace una única prueba conjunta de coronavirus, si sale negativa pues ya se puede pasar a analizar el siguiente grupo. Si saliera positiva entonces sí que habría que analizar cada muestra individualmente” afirma García.

Detrás de muchas de estas tecnologías el procedimiento es el mismo según comenta Ribeiro “son técnicas de aprendizaje, algoritmos que son capaces de aprender a partir de un conjunto de datos de entrada de un tipo de clase (imagen, voz, cifras...)”. Máquinas que reconocen su entorno, que aprenden y capaces también de actuar.

Robots en hospitales y residencias

Hay muchos robots que pueden ser útiles en situaciones de pandemia señala Ribeiro “algunos, los más humanizados, pueden ayudar a un enfermo, hablando con él, consolando o jugando y llevando a cabo actividades, acompañando a esa persona”.

Además, y según nos cuenta García “hay robots desinfectantes que son capaces de rociar productos químicos y de operarlos a distancia para mantener a los humanos a salvo; robots que usan ultravioleta para desinfectar una habitación de hotel u otras áreas sin usar productos químicos; robots que usan la imagen térmica para medir la temperatura de las personas y robots que son capaces de entregar suministros o de llevar las comidas y cenas en los hospitales” nos cuenta García.

Otros ejemplos que ya están funcionando en el mundo son los situados a las puertas de un centro de salud y que por reconocimiento facial determinan si una persona tiene que ir por el circuito COVID o no COVID o si se le da acceso a un determinado edificio.

Pero hay otros robots que aún no están a punto y que podrán funcionar también en el ámbito hospitalario. Son máquinas que serán capaces de ayudar a vestirse a una persona mayor u hospitalizada o ponerle una inyección, ese tipo de actuación de precisión con personas que están en movimiento aún están en desarrollo”.

Predicción y futuro

A partir de cifras y de datos numéricos se trabaja en programas de Inteligencia Artificial capaces de predecir la evolución del COVID 19 en una persona o en una región.

Y es que en el futuro y según Ribeiro “se podrán usar esos patrones para detectar una situación como esta pandemia de forma temprana y con ello reaccionar antes”.

“De aquí a 10 años y al tener unos datos de mejor calidad y de una forma más estandarizada, lo que podremos es mejorar estas aplicaciones y hacerlas mucho más rápidas y precisas” asegura López.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Reproducir
Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Escuchar