Boletín

Reciclaje digital, una necesidad imperante a partir de los 50 años

Ponerse al día en nuevas tecnologías es la principal alternativa al desempleo que hoy tienen los más de 6 millones de españoles de más de 50 años 

Reciclaje digital, una necesidad imperante a partir de los 50 años

 

Carmen Labayen
@carmenlabayen

Jefa de Sociedad, Nuevas Tecnologías y Casa Real en COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:28

En España solo realizan algún tipo de formación una de cada tres personas en edad de trabajar, el 33 por ciento frente al 60 por ciento en los países del norte. Ponerse al día en nuevas tecnologías es la principal alternativa al desempleo que hoy tienen los más de 6 millones de más de 50 años en España en los que se ceban los planes de reestructuración de las empresas. Todo un reciclaje digital clave para volver a encontrar un empleo o montar una empresa.

El grado de preparación digital es muy variable según explica a COPE Jesús López, profesor de Formación en el Máster en Recursos Humanos en ICADE. En los últimos 7 o 10 años las empresas han potenciado estas competencias de forma más sistemática pero esa formación no ha llegado a todos por igual y son los trabajadores más veteranos los que, en ocasiones, tienen a la larga mayores dificultades de adaptación, también los que trabajan para pequeñas empresas o en sectores menos digitalizados.

Todo reciclaje pasa por el uso de herramientas digitales, la gestión de la información, la comunicación digital y el trabajo en red. “Es siempre un aprendizaje continuo” que según señala Jesús López debe hacerse “con visión estratégica y sentido común”. Algo importante señala porque debemos concebir cada herramienta como “un medio y no un fin en sí mismo”.

Utilizaremos los recursos en función de nuestros objetivos algo válido tanto para personas en activo como para quienes buscan un empleo y quienes necesitan formación tienen a su disposición cursos ofrecidos por organismos públicos como el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPES), las Comunidades Autónomas , la Universidad a Distancia UNED, y las fundaciones bancarias a los que se suman una ingente cantidad de opciones en el sector privado para todos los niveles.

Para los trabajadores la adaptación es más fácil porque muchas empresas ofrecen esa formación, en algunos casos obligatoria pero esos cursos no siempre están adaptados a nuestros intereses o futuras necesidades.

“Nos formamos mejor en lo que más nos gusta y no siempre somos eficaces, a veces son las propias tecnologías las que nos hacen perder el tiempo y merman nuestra productividad” señala este experto en formación y recursos humanos.

Quien no tiene un minuto que perder es Lola Medina de 47 años y en activo en una empresa eléctrica. Agradece la formación a cargo de la compañía que ahora le brinda una nueva oportunidad laboral y también quiere completarla en el futuro con otros conocimientos que también le interesan.

Considera que no hay que esperar a llegar a ninguna edad. “Te formas para la empresa y también para tí misma, para seguir aprendiendo, actualizada”. Lola quiere ser “la mejor en su trabajo” y considera que eso solo es posible “con formación, aprendiendo y descubriendo nuevas cosas y adaptándote”. En su horizonte futuro, un máster en Business Intelligence y en Data Science.

Lo más