Ráider, el labrador para cerrar heridas

Ráider es miembro de la unidad canina de la Policía de Corona, al Sur de California y la mejor terapia para los hijos de los Turpin

Audio

Fuente de la foto: CNN

Samuel del Río
  • item no encontrado

Redactor de informativos

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 13:54

Ráider está tumbado en el suelo, sobre la moqueta. Su hocico descansa sobre una de sus patas. Y sus ojos parecen tristes. Ráider es un labrador, miembro de la unidad canina de la Policía de Corona, al Sur de California. Con su placa y todo.

La moqueta sobre la que descansa Ráider es del juzgado de Riverside en el que su compañera está declarando, recordando el martitio. El maltrato de sus padres. Y es que su compañera es una de las hijas de David y Louise Turpin, uno de los 13 hijos de la pareja de maltratadores recién condenados a cadena perpetua. La niña relata los hechos: fue atada a la cama con cadenas, secuestrada y malnutrida durante toda su vida. Pero el primer relato era de su hermana que en enero de 2018 logró escapar de la casa por una ventana y llamó a la Policía.

Escalofriante. La chica no sabía dónde estaba porque nunca había salido a la calle. Al encontrarle la policía, los agentes declararon que tenía aspecto no de una joven de 17 años, sino de una niña de diez.

Los Turpin se han declarado culpables, entre lágrimas, de 14 delitos cada uno de los 49 que se les imputaba. Dicen ahora que lo hacían por amor. La detención ilegal, el maltrato de adultos independientes, el maltrato de menores, hasta la tortura. Todo esto lo han confesado. Pero dicen que era por amor.

Hasta dentro de 25 años, todos de cárcel, no podrán pedir la libertad condicional. Eso sí, dos de las hermanas siguen necesitando a Ráider, el labrador, con el que viven 24horas desde hace nueve meses. Su compañía y afecto no es más que un parche en la torcida vida de estos 12 jóvenes con la infancia manchada para siempre.

Lo más