SALUD CONTAMINACIÓN

Médicos exigen que se reduzca contaminación por su incidencia en asma y EPOC

Madrid, 14 may (EFE).- La contaminación atmosférica incide en el desarrollo del asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), por lo que la Sociedad Española de Neumología y Cirugía torácica (Separ) ha insistido en la necesidad de que las autoridades sanitarias vigilen la calidad del aire. ,La alta concentración de partículas contaminantes en el aire está asociado a un aumento de la aparición de síntomas de estas enfermedades respiratorias, a su agudización y al incremento de las vis

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:31

La contaminación atmosférica incide en el desarrollo del asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), por lo que la Sociedad Española de Neumología y Cirugía torácica (Separ) ha insistido en la necesidad de que las autoridades sanitarias vigilen la calidad del aire.

La alta concentración de partículas contaminantes en el aire está asociado a un aumento de la aparición de síntomas de estas enfermedades respiratorias, a su agudización y al incremento de las visitas a urgencias y las hospitalizaciones.

"La comunidad médica recuerda a las autoridades sanitarias que deberán tenerlo en cuenta para seguir mejorando la calidad del aire, especialmente en núcleos urbanos", ha sostenido la Separ en un comunicado.

En su revista "Archivos de Bronconeumología", la Separ aborda la relación entre contaminación y el asma y el EPOC.

En el caso del asma, los contaminantes ambientales no sólo pueden agravar la enfermedad, también ser su causa.

Los niveles altos de diésel, ozono, anhídrido sulfuroso y óxido nitroso "pueden precipitar la aparición de síntomas del asma e incrementar el número de consultas a los servicios de urgencias y hospitalizaciones por descompensación de la enfermedad".

Vivir cerca de las carreteras con mucho tráfico, ha afirmado la Separ, puede explicar entre el 15 y el 30 % de los casos de asma en niños.

En cuanto al EPOC, se ha demostrado que hay una relación entre los picos de contaminación atmosférica (en concreto, de partículas PM10, de pequeño diámetro) y el número de hospitalizaciones, con mayor incidencia en pacientes mayores de 74 años.

En el mundo hay 235 millones de personas asmáticas y 251 millones que padecen EPOC -una enfermedad responsable de 3,17 millones de muertes en 2015,, según la Organización Mundial de la Salud.

En España, el número de asmáticos es de tres millones y el 10,2 % de la población de entre 40 y 80 años padece EPOC.

Lo más