Boletín

EDUCACIÓN APOYO (Actualización)

El 7,8 % de los estudiantes recibe apoyo educativo por necesidades especiales

El alumnado que recibe apoyo educativo en las enseñanzas no universitarias por presentar alguna necesidad específica ascendió en el curso 2017-2018 a 623.268 estudiantes, cifra que representa el 7,8 % del total, ligeramente superior al del anterior curso, cuando fue del 7,1 %.,Son datos de la estadística Alumnado con Necesidad Específica de Apoyo Educativo del Ministerio de Educación dados a conocer este martes y que co

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:56

(Actualiza la NA2144 con más datos de la estadística)

El alumnado que recibe apoyo educativo en las enseñanzas no universitarias por presentar alguna necesidad específica ascendió en el curso 2017-2018 a 623.268 estudiantes, cifra que representa el 7,8 % del total, ligeramente superior al del anterior curso, cuando fue del 7,1 %.

Son datos de la estadística Alumnado con Necesidad Específica de Apoyo Educativo del Ministerio de Educación dados a conocer este martes y que coinciden con la publicación del Informe Anual del Defensor del Pueblo, en el que se defiende que, sin merma de la inclusividad en los centros ordinarios, se puedan incorporar fórmulas especializadas para los alumnos.

El alumnado con necesidades específicas que recibe apoyo educativo representa el 8,7 % en los centros públicos, el 7,2% en la enseñanza concertada y el 1,5 % en la enseñanza privada no concertada.

De los 623.268 alumnos a los que se les dio apoyo educativo el curso pasado, 222.540 necesitaron apoyo por una discapacidad o trastorno grave, de los que 36.406 (16,3 %) cursaban Educación Especial específica y 186.281 (83,7 %) estaban integrados en las enseñanzas ordinarias.

En el curso anterior, en el 2016-2017, el alumnado con necesidades educativas especiales asociadas a una discapacidad ascendió a 217.275 alumnos, de los que 35.745 (16,5 %) cursaban Educación Especial específica y 181.530 (83,5 %) estaban integrados en enseñanzas ordinarias.

El alumnado de enseñanzas que recibió una atención educativa diferente a la ordinaria en 2017-2018 fue debido, además de a necesidades educativas especiales, a dificultades específicas de aprendizaje, a sus altas capacidades intelectuales, a haberse incorporado tarde al sistema educativo español o a condiciones personales o de historia escolar.

El porcentaje de este alumnado se eleva al 10,3 % en la Educación Primaria y al 9,5 % en la ESO, y aumenta en la FP Básica y otros programas formativos, con un 12,8 % y un 24 %, respectivamente.

La discapacidad intelectual con 65.998 alumnos (29,6 %) es la más numerosa, seguido de los trastornos graves de la conducta/personalidad con 51.347 (23,1 %) y los trastornos generalizados del desarrollo con 41.536 (18,7 %).

El alumnado con discapacidad motora que precisa apoyo educativo especial asciende a 13.866 (6,2 %) y con discapacidades sensoriales sería 8.869 (4,0 %) en el caso de la auditiva y 3.598 (1,6 %) en el de la visual. Hay 13.294 estudiantes con plurideficiencia (6,0 %).

Además, 22.947 (3,7 %) por integración tardía en el sistema y 344.272 (55,2 %) por otros motivos, entre ellos, los trastornos del aprendizaje, los del lenguaje y la comunicación, y la desventaja socioeducativa.

Los chicos representan el 63,7 % de todos estos estudiantes que reciben apoyo educativo, mientras que las chicas son el 36,3 % restante.

Respecto a las comunidades, Navarra (19,7 %), Murcia (14,6 %) y Baleares (14,4 %) tienen las cifras más altas de alumnos que reciben este tipo de apoyo educativo, mientras que en el otro extremo se sitúan Madrid (4,1 %) y Melilla (4,6 %).

Lo más