Iberdrola se reafirma en su principal objetivo: ser neutra en carbono en 2050

La compañía lidera la lucha contra el cambio climático, incorporando los objetivos de la COP25 a su gobierno corporativo

Iberdrola se reafirma en su principal objetivo: ser neutra en carbono en 2050

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 02:50

Iberdrola ha participado decisivamente en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), celebrada en Madrid bajo la presidencia de Chile, del 2 al 13 de diciembre. La compañía ha centrado su actuación en diferentes ámbitos de trabajo, que se resumen en: completar la implementación del Artículo 6 del Acuerdo de París, revisar el mecanismo Internacional de Varsovia o verificar la reducción de emisiones.

Ámbitos que constatan la alineación total que la compañía mantiene con los objetivos trazados por las Naciones Unidas y su contribución a la consecución de cada uno de ellos, estableciendo diferentes iniciativas. Entre ellas, cabe destacar su inversión acumulada de 100.000 millones de euros en energías limpias, redes más inteligentes y almacenamiento eficiente. Iniciativas que han permitido que la capacidad instalada del grupo libre de emisiones sea de cerca del 80% en el mundo y el 74% en España. Datos que convierten a Iberdrola en una de las compañías con menor nivel de emisiones: un referente internacional para el resto de empresas. En los últimos tres años la compañía ha conseguido evitar 60 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera.

Logros que se suman a su principal objetivo: ser neutra en carbono en el año 2050, así como reducir los gases de efecto invernadero en un 55% como mínimo. Objetivos que ayudarán a hacer realidad lo planeado en el Acuerdo de París y a demostrar el liderazgo de la UE a la hora de combatir el cambio climático, de forma que anime a otros países a seguir el ejemplo. Al tiempo que representa un reto, la transición hacia una economía neutra en carbono supone una oportunidad para impulsar el crecimiento económico, promover el empleo o mejorar la calidad de vida y la salud pública.

“APOSTAMOS POR UN FUTURO DESCARBONIZADO"

Un futuro sostenible y bajo en carbono es posible, e Iberdrola quiere contribuir activamente a ello. Su Política contra el cambio climático cuenta con diversas líneas de actuación:

- Contribuir a la mitigación del cambio climático y a la descarbonización del modelo energético

- Apoyar los procesos de negociaciones internacionales y la participación significativa del sector privado

- Mantener el liderazgo mundial en energías renovables, redes inteligentes y tecnologías eficientes

- Integrar el cambio climático en los procesos de decisión y en la gestión de riesgos a largo plazo para el grupo

- Fomentar una cultura de uso eficiente y responsable de la energía

- Promover la formación de los grupos de interés y la adopción, por parte de los proveedores, de políticas acordes

Además, en línea con su apuesta por la descarbonización, Iberdrola ha cerrado ya 15 plantas de carbón y petróleo y se encuentra en proceso de cerrar las dos últimas, situadas en España-

Para el final del periodo 2018-2022, habrá invertido 34.000 millones de euros en redes inteligentes y energías renovables.

Una apuesta segura por un mundo sostenible, y limpio.

Lo más