COPE

La “efímera” belleza de los anillos de Saturno: ¿por qué están desapareciendo?

En apenas 300 millones de años, Saturno perderá sus anillos si continúa el ritmo de desintegración al que están expuestos

ctv-p7k-1607590637763

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 00:54

Son quizá uno de los ornamentos más especiales del Sistema Solar, la pareja inseparable del planeta de Saturno. Una pareja fiel que se ha mantenido fija durante cientos de millones de años, pero que ahora más cerca que nunca, puede estar próxima a desaparecer poco a poco del espectro del Sistema Solar.

Lo cierto es que, aún a día de hoy, cuesta bastante imaginar todo lo que nos depara la vida más allá de la atmósfera. De hecho, más que una realidad, para mucha gente es una ilusión creada a base de imágenes que solo los ojos de unos pocos han logrado determinar, calificar, evaluar y mostrar. Imágenes que ni mucho menos alcanzan a abarcar la infinidad del espacio, dejándonos todavía con la sensación de que queda todo por descubrir.

Sin embargo, puede que lo que nos sorprenda de ahora al futuro, no sea solo lo que desconocemos aún a día de hoy, sino que mismamente lo que a día de hoy conocemos como habitual o normal.


¿Por qué están desapareciendo los anillos de Saturno?

El caso de los anillos de Saturno, es un claro ejemplo de los cambios diferentes a los que se somete la realidad en la que vivimos. Estos aros enormes que rodean el planeta, están formados de pequeñas partículas de hielo, que orbitan alrededor de Saturno y generan, en distintas fases, acumulaciones almacenadas en las distintas partes del cuerpo celeste.

En términos de astrología, hablar de 100 millones de años es mencionar una brevedad excesivamente rápida, y es que ese es el tiempo que, según los expertos, tardará Saturno en perder sus anillos. Algo fuera de lo común si lo comparamos con otro tipo de fenómenos. Por ejemplo, y por situar, se plantea que el sol se apagará dentro de 8000 millones de años, que haciendo la comparación, es una diferencia especialmente grande.

El motivo de esta desaparición de los anillos, cae sobre la gravedad del propio planeta. Esta fuerza arrastra, con insistencia persistente, los pequeños cristales de hielo provocando una lluvia constante sobre la superficie del astro. La situación propicia que a medida que vayan pasando los años, y aumentando la frecuencia de estas lluvias de hielo, las generaciones venideras podrán contemplar cómo Saturno pierde varios de los anillos que lo hacen tener esa lucidez tan propia de uno de los cuerpos más bellos del Sistema Solar.

Según expertos de la NASA, para calcular la cantidad de lluvia de hielo que cae sobre el planeta, hicieron una comparativa con la realidad más palpable: "aproximadamente podría llenarse una piscina olímpica cada media hora".

Este no es el único planeta que tiene anillos a su alrededor. Urano, dentro de la lejanía en su situación, cuenta con varios de estos anillos, pero de manera vertical. Cabe destacar que tienen una particularidad, y es que son prácticamente inapreciables por su condición, algo que hace difícil su visibilidad.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo