La dura carta de un pequeño constructor de Madrid a la que Sánchez no sabrá responder

Un reconocido arquitecto pone cifras a la ruina que ha provocado en su negocio la hibernación económica decretada el sábado

Vídeo

 

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 11:00

Un pequeño empresario de la construcción de Madrid, con 25 trabajadores a su cargo, ha remitido una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a través de COPE en la que le expone la difícil situación de su negocio y le reprocha la "falta de previsión" del Ejecutivo en la crisis del coronavirus.

Se trata de un reconocido arquitecto que quiere mantener el anonimato por tratarse de una persona "conocida y de prestigio".

A continuación se reproduce íntegramente su misiva:

"¿Existe un equipo en este Gobierno que esté estudiando las repercusiones que van a tener las medidas que se toman un sábado noche y la manera de salir de ellas? ¿Se han tenido en cuenta las acciones anteriores y las que quedan por venir?

Soy uno más de los que forman el tejido real de España y voy a exponer desde mi pequeño lugar las siguientes preguntas. No he sabido extractar mejor todo lo que voy a preguntar, lo siento lo concreto es mejor que la divagación y lo extenso.

Soy pequeño constructor con unos 25 trabajadores de media anual. En primer lugar, estudiemos la situación de esta empresa y luego extendámosla a todas las empresas de España, sean del gremio y oficio que sean.

Gasto por trabajador mensual a la Seguridad Social (teniendo en cuenta que un trabajador de la construcción está gravado respecto a otros oficios por ser de mayor riesgo): 700€ a 850€ de media. Total 25 obreros: 18.750€.

Gasto mensual de maquinarias: grúa 2.500€, casetas 1.500€, andamios, 1.250€, dumper, toritos…2.800€ letras de los diferentes vehículos de la empresa 1.920€, independientemente de los gastos fijos de agua, luz… de las obras 1.000€, imprevistos y varios 1.500€. Total 11.470€.

Gastos de dirección de empresa, técnicos, oficina, limpieza agua luz, papelería: 10.500€.

Total gastos fijos mensuales: 40.720€.

Por lo dicho el sábado noche, estas cantidades al ser espirituales y no se ha tenido en cuenta y las pagará a fondo perdido la empresa.

Otra pregunta: se ha tenido en cuenta que el lunes están cerradas las obras y, como estas no estaban preparadas dicho cierre, ¿en que situación estarán, de maquinaria, casetas, herramientas?

¿Cuál va a ser la manera de gestionar esa obra entre constructor, promotor, similares, trabajadores, con plazos de terminación de obra, certificaciones pendientes de cobro, si se han cerrado las empresas y no se puede hablar entre ellas?

Nada se tiene en cuenta y ni se estudia, a lo fácil todo sobre la marcha.

Luego viene la siguiente frase sesuda de nuestro presidente, que el empresario (en mi caso de la construcción) que pague a sus trabajadores y luego a base de horas se les irá descontando ese adelanto para compensar. Qué fácil es decir eso pero qué hueco resulta ya que una vez más hago las siguientes preguntas:

Cada trabajador tiene que firmar su horario de trabajo, entrada, salida… y tiene una jornada completa con el número de horas estipulado. Ahora, si se va a poder saltar ese horario, qué bien.

Cuando se vuelvan a reiniciar las obras, ¿están seguros de que van a seguir igual, al mismo ritmo, o se van a recortar de modo drástico, en cuyo caso sobrarán trabajadores? Pero ah, no se puede destruir empleo por culpa del coronavirus, ya no se puede mandar a nadie al paro, no es popular.

Si se tiene en cuenta 1.530€ de media al mes obrero y 25 trabajadores, en total 38.2500€.

Sumado a lo anterior 78.970€ mensuales.

Pregunto si han tenido en cuenta a las obras subcontratadas entre pequeñas y grandes empresas, que por culpa de este cierre de sábado noche no van a poder hablar entre ellas. Se van a vender las viviendas en construcción después de la crisis que viene. Se puede correr el mismo peligro que en la crisis del 2008-2011: concurso de acreedores por parte de las grandes empresas, las pequeñas empresas se quedan sin cobrar y los bancos se lavan las manos con su dinero amortizado y devuelto sus créditos, los grandes empresarios pagan con lo que se saque del concurso y los pequeños de las migajas que queden 0,00€, eso sí que paguen a sus obreros, a la seguridad social y a los gastos generales.

Pregunto dónde están los 200.000.000.000€ de crédito anunciados y para qué y quien sirve, pienso que deberían cubrir parte de estos gastos.

Pregunto si han tenido en cuenta qué ocurre con los oficios o similares de una obra (pladuristas, estructuristas, soladores, carpinteros, electricistas, fontaneros, calefactores…) con contrato de obra en marcha, con fechas de terminación y formas de pago. Qué respuesta existe para esta pregunta, señor Ábalos, su equipo experimentado me imagino que sabrá resolver este problema, muchos tienen el material en obra y parte está instalado, no han cobrado y no pueden contactar con nadie por estar la empresa cerrada.

Pregunto qué ocurre con los clientes a los que la constructora les tiene que dejar la obra a medias, sea cual sea su situación.

Siguiente pregunta: al paso que vamos con la llegada de esos test y el aumento exponencial de la epidemia, ¿han pensado qué van a hacer cuando el lunes 13 de abril siga todo igual o peor? ¿Lo mismo, que paguen los de siempre y esta trama desorganizada y sin resolver por culpa de su decisión inconsciente y prematura? Estamos de acuerdo en que se deberían haber cerrado las empresas constructoras entre otras, y a lo mejor hace tiempo, pero se debe dar una semana para preparar el cierre.

Pregunto si han tenido en cuenta los señores ministros Marlaska y Ábalos cómo vamos a encontrar las obras después de todos estos posibles días de pillaje y vandalismo. Bastante tiene la Guardia Civil y la Policía como para vigilar obras, eso sí, no se pueden poner guardias de seguridad en obra alguna porque tienen que estar cerradas y sin personal. Qué irresponsables científicos.

Existe un sinfín de preguntas enfocadas a la falta de previsión de este Gobierno:

Se ha tenido en cuenta que los inspectores de trabajo (IRSST inspector jefe de trabajo, AECOM, MCA-UGT y FECOMA-CCOO), cuatro señores que vienen siempre en un coche) a inspeccionar las obras y que, aparte de poner multas, pueden comprobar si la obra es de alto, medio, bajo o nulo riesgo. El conseguir evitar estos riesgos se puede conseguir de modos diferentes, como que cada obrero venga en vehículo propio y no público, haber tomado todo tipo de medidas y precauciones higiénicas impuestas desde el principio por la Administración (mascarillas, de fácil adquisición, gafas, guantes, geles, alcohol, fumigadores, jabón...) si la obra está al aire libre con escasa acumulación de personal, si no se accede a través de ninguna comunidad de vecinos…

Se nos dice que la Policía vendrá a inspeccionar las obras, pidiéndonos todo tipo de cumplimentaciones, mientras ellos estaban organizando el tráfico de las personas que se nos estaban muriendo. ¿No sería mejor que esos inspectores, se hubiesen encargado de ver el estado de la obras?

Pregunto si se ha tenido en cuenta que dentro de 15 días unas regiones, barrios y ciudades tendrán unas curvas ascendentes o descendentes muy diferentes, donde el tratamiento debería ser también diferente para cada zona y no de modo generalizado cerrando un país entero, rompiendo la estructura comercial, económica y financiera, una vez ya rota la sanitaria y educativa de nuestros hijos.

Esta gente ignorante e improvisadora, debería ir por delante de nosotros, los españoles de a pie y preguntarse cosas como:

- Qué haremos cuanto esta epidemia pase, cómo estará nuestro pueblo mental, emocional y económicamente.

- Cómo saldremos lo antes y mejor posible, después de los muchos muertos que ya hemos tenido y tendremos.

- Qué hubiese ocurrido si muchas enfermeras, cuidadoras, médicas…, con sus maridos e hijos no hubiesen ido a la famosa manifestación. Seguramente muchos de los viejitos de las residencias no estarían infectados.

- Qué medidas se están preparando para cuando se dé el banderazo de salida al final de esta maldita peste. Al pueblo llano le resultaría esperanzador y bonito que se fuese hablando de ese día maravilloso, advirtiendo de qué precauciones y medidas deberíamos tomar con el fin de que no ocurra otra recaída grave e irreversible.

Está claro que el verano se acerca a pasos agigantados y como el turismo también caiga se destrozará el resto de la trama de España.

Pregunto se intentará salvar el turismo en zonas donde no esté infectado por el virus. Qué tipo de medidas y garantías se están tomando para estas zonas, como se están aislando, ¿no nos cuentan nada porque no han pensado nada porque no saben nada o qué? Pedir casi a modo de exigencia que exista un turismo nacional más fuerte que nunca, ya que este año los extranjeros vendrán de forma esporádica y reducida. Evitar que los españoles este año no viajen fuera de España es lo idóneo para evitar nuevos contagios y dejar el dinero gastado dentro del país.

Pregunto, hablando de hostelería, qué ocurre con los hoteles que se han prestado para convertirlos en hospitales, ¿se sabe cómo, quién y cuándo se van a pagar?

Preguntas y más preguntas que de algún modo le deberían llegar a nuestros gobernantes.

Claramente he hablado de mi sector, la construcción. Imaginaos que cada español lo hiciese y preguntase cosas de su sector como la medicina, la enseñanaza, la restauración, los transportes, la alimentación, el arte, los pequeños y grandes comercios, los oficios... y exigir que disen soluciones a los problemas que se planteen".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo 2

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar
Directo Un café con Chicas del Deporte

Un café con Chicas del Deporte

Ver