Boletín

Teresa, diagnosticada de cáncer: "No me puede estar pasando a mí, es un sueño"

A Teresa le diagnosticaron  un cáncer de lengua en junio de 2017

Audio

 

Laura Otón
@lauramoton

Redactora de informativos

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:09

Teresa García dice que cuando estaba en la consulta del médico recibiendo el diagnóstico era como si la cosa no fuera con ella. “Yo veía todo como una película, como si no fuera conmigo. Una vez en la calle yo decía, no, esto es un sueño”. Pero no, no era un sueño. En junio de 2017 le diagnosticaron un cáncer de lengua. No podía comer, no podía hablar.

Yo veía todo como una película, como si no fuera conmigo

Tenía una tienda para mascotas en una céntrica calle de Madrid, pero la enfermedad lo ha cambiado todo. “La verdad es que todo esto me ha enseñado lo que verdaderamente importa, y que tengo mucha suerte de la gente que me rodea. Tengo el apoyo de mi familia y amigos”. Cuando COPE habla con ella recibe con entusiasmo el alta médica en la clínica CRL, un centro de referencia en la Comunidad de Madrid, donde van derivados los pacientes desde los hospitales públicos madrileños para su recuperación.

La artífice de su recuperación es Rosalina Ciria, la logopeda que le trata. “Enseñamos los ejercicios aquí en la consulta, fortalecemos media hora dos días en semana, pero la que tiene fuerza de voluntad hace en su casa todos los ejercicios que practicamos. Trabajas cicatrices, ejercicios para fortalecer musculatura, a nivel de cuerdas con el asesoramiento de un otorrino, y luego siempre les decimos: échale valor”, señala a COPE. Y Teresa le ha echado mucho valor. “Me han enseñado a gesticular. Es como cuando naces, tienes que aprenderlo todo. Ejercicios de lengua de mandíbula, de cantar, de hacer tonos...”

ctv-rh4-img 2882

Rosalina asegura que “se reirá" si dice que ha tenido suerte, pero es que la ha tenido. Esom unido a que tiene mucho valor y muchas ganas de tirar para adelante, " '¿Que yo no voy a volver a comer? Que me ha dicho el médico que por aquí toda mi vida. Esto lo vamos a solucionar.....” Y esa constancia le ha hecho recuperarse para poder hablar: “Rápidamente me levanto porque siempre le veo el lado positivo a todo lo que me pasa”, explica Teresa.

El reto de Tere ahora es poder ir a comer a un restaurante. De momento no puede. La logopeda asegura que “lo difícil para estos pacientes es poder mezclar texturas, líquidos y sólidos”. “Yo hoy he comido un café con unas pastas”, dice Tere, el gesto sencillo de cualquier persona en su desayuno es para ella todo un logro que ahora tiene que conseguir poder hacerlo delante de otros. Tere tiene claro que lo conseguirá el cáncer no la va a parar más que lo justo.

Etiquetas