Boletín

Carmen Calvo rechaza que se "interpele" a España por la situación del Open Arms porque "no es el puerto más seguro"

Carmen Calvo rechaza que se interpele a España por la situación del Open Arms porque no es el puerto más seguro

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:22

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha rechazado que se interpele a España por la situación del barco humanitario Open Arms, que lleva siete días en aguas internacionales con 121 migrantes a bordo tras rescatarlos en el Mediterráneo central a la espera de un puerto seguro en el que poder desembarcar.

"No somos un Gobierno que pueda estar interpelado en esta situación y no somos el puerto ni más seguro ni más cercano", ha dicho Calvo en rueda de prensa, preguntada si el Gobierno tiene previsto ofrecer puerto al buque o si pedirá de manera formal a la Comisión Europea que coordine una solución para así agilizar el desembarco.

Además de no ser el puerto más cercano y seguro, Calvo ha destacado que España es el país "que más cumple con sus obligaciones humanitarias" de rescate de migrantes a la deriva en el mar, en referencia a las labores de Salvamento Marítimo, así como con la legislación internacional en esta materia.

"Quienes cruzan el Estrecho se encuentran un país seguro, humanitario y responsable todos los días, no un día ni en una situación concreta, cada día y cada noche", ha manifestado. Así, con estos argumentos, Calvo ha insistido en que España no es "ni un país ni un gobierno que pueda ser interpelado de ningún modo". "Nos mantenemos en el espacio que nos corresponde, el de impulsar siempre una política común europea en materia de flujos migratorios", ha sentenciado.

Actualmente el buque --con bandera española-- se encuentra en aguas internacionales frente a la isla italiana de Lampedusa. Ante la negativa de Italia y Malta a autorizar el desembarco, el barco ha pedido "urgentemente" un puerto seguro al que dirigirse con estas personas y ha apelado directamente a España para que pida a la Comisión Europea que active el mecanismo europeo que permitiría la posterior distribución de los migrantes entre países de la UE, algo que, hasta el momento, ningún estado ha solicitado.

Este jueves, el presidente del Parlamento Europeo, David Maria Sassoli, ha enviado una carta al jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en la que pide asistencia humanitaria urgente para las 121 personas a bordo del barco y una distribución "justa" de los migrantes.

En la misiva, el italiano ha instado a Juncker y al comisario de Migraciones, Dimitris Avramopoulos, a abordar esta situación de "emergencia" coordinando una "rápida intervención humanitaria" y organizando una "distribución justa de los migrantes".

Lo más