COPE

Benito, tío de Rodrigo Barrio: “Le dije a mi sobrino que sabía que era el asesino de sus padres y su hermano”

Tras ser su tutor legal después del crimen, Benito Dos Ramos sigue creyendo que su sobrino, Rodrigo Barrio, es el autor del triple crimen de Burgos

Audio

Paco Delgado
@Delgado_LPaco

Redactor de COPE y director de 'Hollywood Land'

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 14:15

Benito Dos Ramos es hermano de Julia Dos Ramos, uno de los tres fallecidos en el crimen de la familia Barrio en 2004, en el que asesinaron a un matrimonio y a su hijo de 12 años. El único superviviente fue Rodrigo Barrio que, con 16 años, aseguraba que esa noche se encontraba en un internado para estudiantes a varios kilómetros de su casa de Burgos donde tuvieron lugar las muertes. Al ser menor de edad, pasó a vivir con Benito, su tío, que se convirtió en uno de sus dos tutores legales.

Años después la policía detuvo a Rodrigo como principal sospechoso del asesinato de su propia familia, algo que cambiaría para sus tíos la forma de ver el caso para siempre. En 2010 se le retiró la condición de investigado y apareció un nuevo posible culpable. Pero han pasado 16 años, el crimen sigue sin resolverse y Benito Dos Ramos cuenta en COPEque siguen teniendo claro quién es el culpable y esperan que la investigación pueda concluir antes de que el crimen prescriba.

Pregunta: Hace ya más de dos años que se conocieron las últimas noticias: el registro del domicilio de Ángel Ruiz, ¿han sabido algo más?

Benito Dos Ramos: Nosotros estos últimos años el único conocimiento que tenemos de cómo va el caso es muy escaso. Ni la policía ni nadie nos dice cómo está. Sabemos que está bajo secreto de sumario, pero poco más.

ctv-l18-4p0d6czipsw3uoklgyzat4

P: ¿Piensa que fue Ángel Ruiz quien mató a su hermana?

BDR: Yo siempre tengo que tener la cautela, porque no puedo saber quién es, pero mi convicción es que no, que no van por ahí las cosas. Pero claro, es una percepción que yo tengo, que desde el principio he tenido las ideas hacia otro lado, y como todavía no hay nada que me haya sacado de una idea bastante clara, sigo pensando en esa línea.

P: ¿Y qué línea es esa?

BDR: La misma que la Policía llevó hace años sobre mi sobrino, Rodrigo Barrio, que le ponía a él como imputado en los hechos. Yo tardé bastante en reaccionar y en ver, pero luego muchas cosas me han ido poniendo en sitios. Él estuvo con nosotros, y hemos tenido mucho contacto, y vi cosas que me ponían un poco... Como no ha habido nada que me quitase de la línea, sigo pensando lo mismo.

P: Hay que matizar que usted fue tutor legal de Rodrigo en los años posteriores al crimen

BDR: Yo, junto a una hermana mía, fuimos tutores. Yo hacía de tutor legal de administraciones y mi hermana de su manutención. Todo ello durante tres años.

P: ¿Qué pasó en 2010? Porque ustedes fueron a juicio contra su sobrino un año después

BDR: Siempre tuve la sensación de que Rodrigo me estaba ocultando algo. Yo veía muchas cosas, no son pruebas que se puedan llevar a ningún lado, muchas percepciones y muchas cosas que yo veía en su trato diario, que me estaba llevando con una falses. Yo siempre le decía a Rodrigo 'tú tienes que decirme, tú tienes que decirme'. Y a día de hoy no me ha dicho nada. Igual que la Policía me decía que tenían claro que había sido él, yo también me puse de ese lado. Le dije: “Rodrigo, tú has hacho esto y eres el asesino de tus padres, y si no lo eres tienes que aclararme cosas que no me estás aclarando”. Él se lo tomó como que yo le estaba amenazando, insultando u ofendiendo y me llevó a juicio, del cual salí absuelto.

ctv-ezx-fotojet-41

P: Rodrigo llegó a presentar una prueba de vídeo contra ustedes

BDR: Grabó con su móvil mientras yo le decía ciertas cosas que se pueden ver, que “¿por qué los has matado? ¿Por qué no me dices por qué los mataste?” Él dice que yo le estoy ofendiendo y que no le dejo vivir su vida tranquilamente, cuando realmente era él el que venía a provocarnos día sí y día no, hasta el punto de coger el móvil. Provocó a una de mis hermanas, yo me la encontré en la calle, y le dije: “¿Por qué haces esto? ¿No es suficiente matarlos a ellos que vienes a molestarnos?”

P: ¿Ustedes están personados en la causa?

BDR: Sí, desde el primer día que tomamos la decisión, que nos costó. Cuando la policía detuvo a Rodrigo a nosotros nos costó creerlo, pero una vez que vimos cosas que no nos encajaban, detalles... Llega un momento que dices: “hay que abrir los ojos, hay que ver la realidad”. Claro, tú siempre intentas mirar a otro lado, que fue cualquiera que pasó por allí, todo menos él. Luego ves cosas que, sumadas a lo que nos dice la Policía, tomamos la decisión de hacerlo. Desde el primer día que nuestra familia fue asesinada dijimos que íbamos a por todas, caiga quien caiga. Porque teníamos claro que era alguien del entorno familiar, como nos dijo la Policía. Fuera quien fuese, esto no podía pasarse por alto.

Cuando nos dijeron que le iban a imputar nosotros tomamos la decisión de ir contra él, igual que si fuéramos cualquiera de nosotros.

P: ¿Cómo se enteró del crimen?

BDR: Yo estaba trabajando en Madrid en 2004. Me llamó una de mis hermanas de madrugada y me dio la noticia. Se puede imaginar cualquiera que haya pasado por ello. Aún todavía me pongo nervioso de pensarlo. No sabíamos qué estaba pasando, es una cosa que te puede. Pero, ¿cómo? No puede ser. Es una cosa tan grande que solo aquella persona que lo haya vivido puede entenderlo.

ctv-hl4-fotojet-45

P: ¿Tienen esperanzas de que se aclare en los próximos años?

BDR: Nosotros la esperanza la tenemos. Somos mucha familia, y una parte se ha bajado un poco del carro. Yo, en lo que puedo decir particularmente, sí la tengo. Es una esperanza que tenemos que tener, porque nos ayuda a vivir. Cada día es más pequeña pero todavía la tenemos, aunque tal y como vemos que funciona la justicia y las cosas, igual no hay que tener mucha esperanza, pero es lo que hay.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Misioneros por el mundo (redifusión)

Misioneros por el mundo (redifusión)

Con Asell Sánchez-Vicente

Ver TRECE