La sorpresa de un jugador de la NFL a su madre y a su hermana discapacitada

A Marquise Goodwin, jugador de la NFL, le han subido el sueldo. Hasta ahí, vale. Lo que le hace especial es la sorpresa que le ha dado a su madre y su hermana discapacitad. No te pierdas este video que ha conmovido al mundo

Marquise Goodwin con su madre y su hermana

 

  • item no encontrado

Redactora de cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 01:53

Sin palabras y sin poder contener las lágrimas. Así se han quedado la madre y la hermana de Marquise Goodwin, el jugador de los San Francisco 49ers de la NFL -liga profesional de fútbol americano-.

El caso es que el equipo californiano ha ampliado el contrato a Goodwin. Esto quiere decir que Marquise cobrará 20 millones de dólares en tres años. 

¿Qué se puede hacer con este dinero?

Supongo que a Goodwin se le ocurrieron muchas cosas, pero la que ha llevado a la práctica ha conmocionado a todas las personas que ha podido verlo: ha hecho realidad el sueño de su familia.

Goodwin planeó hasta el mínimo detalle. Les dio la noticia de su renovación, les invitó a relajarse en una sesión de belleza... pero no acabó ahí la sorpresa, aún quedaba el plato fuerte. En un momento determinado le dijo a su madre, Tamina, y a su hermana Deja, que sufre parálisis cerebral, que subieran a su coche. Ahí les vendó los ojos. La verdadera sorpresa comenzaba. 

Tamina y Deja no tenían ni idea de lo que Goodwin iba a hacer. No se esperaban lo que iba a pasar. Inquietas y nerviosas, en la parte de atrás del coche y sin ver nada, se dirigian hacia... su nuevo hogar.

Cuando llegaron al destino, Goodwin hizo que se bajaran del coche y destapó sus ojos. A la familia la esperaba una alfombra roja. El mismo Goodwin llevó a sus familiares a pocos metros de la puerta de la casa para desvelar el regalo.

"Hemos superado muchos obstáculos. Te quiero mucho, mamá, gracias por todo, especialmente por bendecirme con una hermana como mi Deja". 

De esta manera, el jugador y exvelocista olímpico, agradecía a su madre y su hermana el calor y el apoyo que ha sentido. Las palabras eran la carta de presentación de la nueva casa que Goodwin le ha comprado a su familia.

Aquí puedes ver el gran momento

Goodwin siempre ha hablado de su hermana como una fuente de motivación: “Tener una hermana discapacitada es una gran motivación, especialmente cuando te ha dicho que deseaba jugar con otros chicos y correr alrededor”. 

Deja, tiene ahora 27 años, sien embargo los médicos le dijeron a su madre que la niña no vivoría mucho tiempo. “Ningún doctor puede decidir tu tiempo para irte. Dios es el que sabe, y es el único que puede darte el día”, según Goodwin.

Etiquetas

Lo más