Tras acatar la ordenanza del TSJ

El presidente del Parlamento venezolano denuncia "emboscada burocrática del Ejecutivo"

Henry Ramos Allup ha denunciado el fallo del Tribunal Supremo de Justicia que ha obligado a la Asamblea Nacional a suspender a tres de los diputados opositores impugnados por la denuncia del grupo oficialista.

Henry Ramos Allup en la Asamblea Nacional. REUTERS/Marco Bello

Henry Ramos Allup en la Asamblea Nacional. REUTERS/Marco Bello

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 20:03

El presidente del Parlamento venezolano, Henry Ramos Allup, afirmó hoy que el órgano legislativo es víctima de una emboscada del Ejecutivo y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), después de que una sentencia le obligara a separar a tres diputados de la oposición elegidos el pasado 6 de diciembre.

"Se trata de una emboscada burocrática del Ejecutivo y sus tribunales de justicia (..) para liquidar a la Asamblea Nacional (AN, Parlamento unicameral) electa directamente por la voluntad popular", dijo en una entrevista con el canal privado Globovisión tras la sesión ordinaria de la Cámara.

La presidencia de la AN decidió hoy acatar el fallo del TSJ una vez que los tres diputados opositores suspendidos solicitaran al Parlamento ser separados del cargo para poder defenderse y poner punto final a la crisis institucional que originaron.

El TSJ ordenó la suspensión de los diputados opositores como una medida cautelar tras la solicitud del chavismo de impugnar la elección del estado Amazonas (sur).

Ramos Allup consideró la solicitud de los diputados como "una actitud muy cívica, muy institucional y muy responsable", hecha por la terna de Amazonas "ante la perspectiva de que la AN quedara trabada, inutilizada a consecuencia de una sentencia verdaderamente indescriptible".

La decisión de la junta directiva de mantener en la Cámara a los tres diputados suspendidos le costó al Parlamento ser declarado en desacato.

El presidente de la AN aseguró que la decisión de recular en este punto fue hecha "para preservar la institución que está asediada con decisiones del Ejecutivo".

"Hay una terrible y espantosa burocracia judicial que pretenden hacer nugatoria (burlar) nada más y nada menos que la voluntad popular", dijo el opositor que sostiene que el máximo tribunal es usado por el chavismo para frenar al Parlamento.

"A veces son necesarias treguas, porque a veces hay que sacrificar partes para salvar el todo, y en esas estamos", dijo.

Los tres opositores que fueron separados hoy forman parte de los 112 elegidos en los comicios del pasado 6 de diciembre que dieron a la oposición venezolana, por primera vez en quince años, la mayoría calificada de dos tercios del Parlamento.

Mientras el TSJ decide sobre la impugnación, la mayoría que detenta la oposición disminuye en tres escaños hasta 109 legisladores.

Lo más