'La Manada': "Somos inocentes y confiamos plenamente en la justicia"

El juicio contra los cinco acusados de violar a una joven madrileña los pasados sanfermines queda visto para sentencia

Un miembro de 'La Manada' llegando a los juzgados de Pamplona. 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:18

Los cinco acusados de violar a una joven madrileña los pasados sanfermines, grupo que se hace llamar 'La Manada', se han declarado este martes "inocentes" y mostrado su "confianza" en la justicia.

Esta mañana, tras la ultima intervención en la última sesión del juicio, la del letrado del militar imputado, que como las tres defensas ha solicitado la absolución de su cliente, han tomado la palabra los cinco imputados.

"Inocente" se han declarado uno a uno, para añadir que "confían" en la justicia, incluso "plenamente", y uno de ellos, el guardia civil que robó el móvil de la joven, mostrarse "arrepentido" por ello y pedir "perdón".

Los cinco han ejercido así su derecho a la última palabra y con él ha quedado visto para sentencia este juicio que comenzó el pasado día 13, a puerta cerrada salvo las dos ultimas jornadas, dedicadas a las conclusiones de las acusaciones y las defensas, y en el que todas las partes han mantenido sus peticiones, 22 años y 10 meses de cárcel para cada uno de ellos en el caso de la Fiscalía.

Esta sesión y la de este lunes son las dos únicas que el tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia ha permitido abrir al público y a los medios de comunicación.

Este lunes fue el turno de las acusaciones, y en el suyo la Fiscalía dio por "acreditado" que los imputados actuaron de forma "conjunta y coordinada", sin el consentimiento de la víctima, que se vio "sometida" y "sin posibilidad" de resistirse.

De igual forma ha considerado probado que también concurrió un delito contra la intimidad por los vídeos que grabaron los acusados, y que todos ellos son culpables del robo del móvil de la joven, acto con el que la dejaron "indefensa".

Mantuvo así su petición de 22 años y 10 meses de cárcel para cada uno de los procesados, que la acusación particular elevó hasta 24 años y 9 meses y las populares, ejercidas por el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona, hasta casi 26 años.

Lo más