COPE

El 4-M y el drama de los más vulnerables: “Nos tienen apartados de la mano de Dios”

En Madrid más de 500.000 personas viven en la pobreza. Visitamos las colas del hambre y la Cañada Real para preguntar a la gente qué quiere de los políticos

Audio

Álvaro Sáez

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 18:14

Recta final para las elecciones del 4-M. Estamos viviendo una campaña muy bronca, con muchas discusiones y con pocas soluciones a los problemas de la gente. Por eso, en COPE, nos hemos preguntado cómo la están viviendo los más vulnerables, qué les piden a los políticos. Madrid es la comunidad más rica de España, tiene un PIB per cápita de 35.913 euros anuales -un 36% por encima de la media nacional-, y la que tiene más peso en la riqueza de todo el país, el 19,3% del PIB nacional.

Esto contrasta mucho con la pobreza extrema de la región porque, más de 500.000 habitantes de la Comunidad de Madrid se encuentran en situación de pobreza severa, el 7,8% de la población total, según el informe ‘El paisaje del abandono’ de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en España (EAPN-ES).

LAS COLAS DEL HAMBRE: “GRACIAS A ESTO, MI HIJO COME TODOS LOS DÍAS”

Más de un año después del inicio de la pandemia y del confinamiento domiciliario, continúan las colas de decenas de personas frente a comedores sociales, ONGs o parroquias. En Madrid, en el año del coronavirus Cáritas y la Fundación Madrina, han pasado de atender a 400 personas al mes a 4.000 al día.

El Ayuntamiento de Madrid ha elaborado un informe sobre el Diagnóstico Social de la crisis del coronavirus. Ahí cuenta que uno de cada tres hogares ha sufrido una caída de sus ingresos a lo largo de 2020 y se cree que el 6% ha tenido dificultados para hacer frente a los gastos básicos como los suministros. Según el consistorio, un 28,6% de las personas que contactaron con los Servicios Sociales municipales en el segundo trimestre de 2020 eran nuevos usuarios fundamentalmente, como familias jóvenes con hijos y bajos ingresos.

Las colas del hambre de la Parroquia de Santa Micaela y San Enrique

Pero detrás de todos estos números hay nombres y hay historias, como la de Estrella. Ella vive en Toledo y viene aquí cada dos semanas. Antes venía cada menos, pero no tiene dinero para tantos trayectos. Trabaja en sector de las ferias y ha notado la crisis de manera muy grande. Ha dejado de ingresar algo de dinero en las fiestas a no ver ni un solo euro en más de un año. “Yo tengo un hijo de un año y medio y mi hijo come gracias a que está esto, si no, lo tendría que robar”, nos cuenta Estrella mientras espera comida para la semana. Está desencantada con la clase política, cree les están utilizando para ganar votos. “Me da mucha pena porque luego, los únicos que se benefician, son ellos”, asegura.

Audio

No hay nacionalidad que valga en estas colas del hambre. Stantimir llegó de Bulgaria hace 30 años, vino en busca de un futuro mejor. Trabajaba en la hostelería y, el año pasado, le despidieron. Desde entonces solo ha tenido trabajos temporales que no le permiten llegar a final de mes. “Necesito alimentos, no tengo dinero para pagar alimentos. Vendí mi coche, vendí mi oro, vendí todo. No sé qué más hacer”, me cuenta Stantimir. Para él, la solución pasa por dejar trabajar a la gente, es lo único que quiere: “El que sea más débil va a morir, esto es así”. Empezó a venir a esta cola del hambre en esta Parroquia de Santa Micaela y San Enrique hace poco más de un mes, justo cuando nació su hijo.

Audio

LA CAÑADA REAL, LA ZONA MÁS POBRE DE EUROPA: "NECESITAMOS QUE VENGAN A VIVIR COMO NOSOTROS”

Dentro de Madrid está el lugar más pobre de toda Europa: la Cañada Real. Aquí, el ambiente es desolador. Son 14 kilómetros que se dividen en 6 sectores. COPE se ha acercado al último sector, el único que no está asfaltado. Viven más de 4.000 familias que desde hace más de 6 meses no tienen luz, no tienen agua, no tienen gas, nada de nada. Están hartos de esta campaña del 4M, de la poca altura que demuestran los políticos y, sobre todo, de que no les den soluciones.

El sector 6 de La Cañada Real es el único que no está aún asfaltado

En una de estas casas medio derruidas vive Eliza desde hace más de 15 años. No quiere oir hablar de política, está desesperada. Se siente utilizada en este campaña. “Nuestras condiciones de vida son muy malas. Dicen que se acuerdan de nosotros, pero su campaña la hacen para ellos, no para nosotros. Cuando ganen se olvidarán de todo”, nos dice Eliza. Lo que más pena le da es que sus hijos vivan con ella, sufre mucho por ellos: “Sin luz se vive fatal. Cuando los niños se ponen a hacer deberes se tienen que dar prisa para que no se vaya la luz. Eso da mucha pena".

Eliza ya da por hecho que no le van a trasladar y por eso, lo único que pide a los políticos en esta campaña es un poco de empatía. “Hacía falta que vengan ellos a que vean lo que necesitamos. Que vengan un día a vivir como lo hacemos nosotros, sin luz”, asegura Eliza.

Audio

Muro con muro vive Marcos, tiene 19 años. Llegó a la Cañada real en el año 2007, después estuvo una temporada fuera, buscando trabajo y, en el 2013, regresó. Hace un año fue padre, nació su hija Jessica a la que quiere con locura. Está intentando darle un futuro mejor pero le es imposible: “No soy capaz de encntrar trabajo. Viviendo aquí y sin estudios es imposible”.

Como todos en la Cañada, ni tiene luz ni agua. Vive de la limosna de algunas ONGs como la Fundación Madrina. Por eso, a los políticos les pide que piensen en ellos, que intenten ponerse en su lugar. “No recibo ningún tipo de ayuda”, nos cuenta Marcos.

Audio

En La Cañada Real viven casi 2.000 niños. Rocío tiene 6, cinco varones y una niña. De hecho, el mayor, de 27, tiene una discapacidad. Sabe que este no es un sitio adecuado para que ellos vivan por eso, los mada con familiares cuando puede. “Muchas veces se enfadan porque no tienen luz, no tienen agua, no pueden salir. Y yo les digo que no puedo hacer nada”. Después de la nevada de Filomena, están viviendo el peor momento de la cañada: “Se nos han podrido todos los muebles, todas las habitaciones. Hemos tenido que tirar la ropa porque se había humedecido”.

La casa se calienta con una pequeña estufa que prenden con cartones porque no tienen dinero para carbón. La solución, según ella, pasa por el realojo, pero nunca llega. “Llamas y llamas y no te dicen nada. Que esperes, que no no tienen dinero, que no tienen casas. Y nosotros así no podemos seguir”, asegura Rocío.

Audio

El drama de la pobreza en la Cañada Real no es nuevo pero sí que ha empeorado por culpa de la pandemia. Si quieres saber algo de cómo era la Cañada en sus inicios, tienes que hablar con Luzdivina. Ella es al más veterana de la zona, lleva más de 30 años. “Aquí antes se vivía bien, cada uno hacía su casa, tenía su parcelita. Ahora vivir aquí es un infierno”, dice con pena Luzdivina.

Se sienten absolutamente desatendidos: “Nadie ha venido aquí a ver si estamos vivos, si estamos muertos”. No le gusta nada de lo que han hecho lo políticos en los dos últimos años. “Nos han cortado la luz para que nos vayamos. Cuando vino Filomena, no nos trajeron ni agua, ni nos despejaron las carreteras, ni nada”, asegura Luzdivina.

Audio

Todas estas personas tienen derecho a voto el próximo 4 de mayo pero, no quieren hacerlo. Da igual lo que hagan porque están convencidos de que nadie va a ayudarles. Así viven muchas familias aquí en La Cañada Real, en sector 6, sin asfaltar. La imagen es de una ciudad en ruinas pero, la realidad es que está en la Comunidad Autónoma más rica de toda España.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar