Madrid es la Comunidad con mayores desigualdades entre ricos y pobres

Cáritas ha presentado los datos relativos al VIII Informe FOESSA sobre Exclusión y Desarrollo Social

Madrid es la Comunidad con mayores desigualdades entre ricos y pobres

 

Belén Ibáñez

Redactora de la sección Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:28

El informe ha sido elaborado por un equipo de investigación formado por 125 investigadores de 30 universidades y 13 organizaciones de acción e investigación. El número de personas en exclusión social en la Comunidad de Madrid asciende al millón de personas, el 16,2% de la población.

La exclusión social se ha reducido un 25% desde 2013, en plena crisis económica, pero hay aspectos preocupantes, porque además del millón de personas excluidas, hay muchas que aún teniendo trabajo, siguen siendo pobres, están en riesgo, porque los sueldos son muy bajos. La mayoría de esos excluidos son españoles, 8 por por cada 2 inmigrantes. Muchos de ellos entraron en exclusión por la crisis y no han terminado de arrancar tal y como indica Guillermo Fernández coordinador del informe Foessa. Sin embargo, son los españoles los que tienen más facilidad de salir, porque acceden mejor a los recursos sociales.

La vivienda es la primera causa de exclusión. Se necesita vivienda social pública a un precio bajo. Hay 167.000 hogares en hacinamiento, y más de 300.000 familias que no pueden asumir los gastos de la casa. El informe destaca que la mayoría de desahucios vienen por impagos del alquiler. El mayor riesgo de exclusión lo sufren las mujeres inmigrantes extracomunitarias con hijos y sin empleo. Los datos de Madrid mejoran respecto a 2013, pero aumentan la desigualdad y la exclusión severa convirtiéndose Madrid en la Comunidad con mayor brecha entre pobres y ricos.

La salud es también un factor importante en la exclusión. En 161.000 hogares se ha dejado de comprar medicinas, seguir tratamientos o dietas por problemas económicos. Y un dato muy preocupante: la pobreza se hereda. Las oportunidades cambian dependiendo de la familia en la que se nazca y es muy difícil para los hijos salir de una situación de exclusión social.

En definitiva, los resultados del Informe Foessa describen una situación y unos riesgos que es preciso enfrentar. Vivimos en una sociedad desvinculada, en la que cada vez es más difícil hacerse cargo de los que se quedan atrás.

Lo más