La impresora 3D que salvó la vida de José Julio

Descubre la historia de un paciente del Hospital Ramón y Cajal que recibió una prótesis fabricada con un técnica probada en Seattle

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 17:58

La aorta de José Julio le tenía la borde de la muerte. La única manera de salvar su la vida era insertando una prótesis cuánto antes. Sin embargo, si recurrían a una vía más tradicional, tenían que esperar hasta 30 días hasta que se terminara de fabricar.

Un tiempo que, desgraciadamente, José Julio no tenía. Por eso, el equipo médico no se lo pensó dos veces y decidió seguir el camino que ya había marcado anteriormente un hospital de Seattle de Estados Unidos ante un caso similar. Gracias a ello, salvaron la vida de su paciente.

Nos lo ha contado en Herrera en COPE Más Madrid uno de los médicos protagonistas de esta hazaña. Él es Javier Río Gómez, el especialista en Angiología y Cirugía Vascular del hospital Gregorio Marañón.

Nos ha contado que llevan tiempo haciendo diferentes pruebas y preparándose por si algún día se tenían que enfrentar a una situación así.

Por tanto, imprimieron en menos de 10 horas una pieza totalmente personalizada, hecha con una impresora 3D y en menos de 10 horas. Ha señalado que la fiabilidad que ofrecen las impresiones en 3D es la misma que la que tienen las prótesis comunes.

El diseño de prótesis en el campo de la traumatología es esencial. Poco a poco existen avances. De hecho, este tipo de prótesis se podrán hacer tanto en plásticos como en metales, resina u otros materiales. Además, resultan mucho más baratas y rápidas que las prótesis tradicionales.

El paciente, José Julio, se encuentra perfectamente. Tras la operación, nos contaba el Doctor Javier Río Gómez que estaba muy feliz, muy contento, muy animado y, sobre todo, muy animado. Ese ánimo les empuja todos los días a superarse y a realizar avances técnicos tan importantes como estos.

Gracias a la pieza impresa en 3D de una aorta, José Julio ha podido salvar su vida.

Lo más