• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Boletín

Un fallo ya subsanado del sistema de multas de Madrid Central impide que se envíen las sanciones

El sistema está ya arreglado, pero el fallo ha afectado al 30% de los vehículos

La Fiscalía investiga si hubo delito en la moratoria de Madrid Central

 

Belén Ibáñez

Redactora de la sección Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:55

Primero fue la anulación de más de 6.000 multas entre marzo y abril y ahora un fallo en el sistema de comunicación de matrículas de los aparcamientos. Son las incidencias que se están registrando en los sistemas informáticos de Madrid Central. El alcalde José Luis Martinez Almeida habla de chapuza y ha asegurado que no se sancionará si hay dudas sobre las multas. El sistema ya está arreglado, pero ¿que era exactamente lo que estaba fallando?

Cuando entras a Madrid Central y no llevas un vehículo autorizado, las cámaras te multan. Si accedes a un parking público con un vehículo con etiqueta B o C, ese párking envía la matrícula al sistema y se anula la sanción. Pues bien, esa plataforma empezó a fallar porque no era capaz de gestionar el exceso de carga, la gran cantidad de matrículas que se ingresaban y daba error, con lo que no se podíam anular las multas. El problema se detectó el pasado 2 de septiembre y se generalizó de forma importante a partir del 5 septiembre afectando al 30% de los aparcamientos de Madrid Central. El pasado lunes quedó subsanado. El Ayuntamiento ha decicido no enviar ninguna multa para garantizar la seguridad jurídíca. José Amador Fernández Viejo, director general de Sostenibilidad y Control Ambiental ha explicado que no se enviarán las posibles multas que se produjeron durante esa semana.

Según el Ayuntamiento de Madrid, las prisas por implantar el sistema impidieron que se pudieran realizar las pruebas necesarias para comprobar su estabilidad, sobre todo antes de que comenzara la fase sancionadora. Madrid Central, dice, como de nuevo se vuelve a comprobar, no estaba listo para multar.

El alcalde de Madrid José Luis Martínez Almeida habla de chapuza. Insiste en que no van a cargar a los madrileños con la incompetencia del anterior equipo de gobierno. Primero porque hubo que anular 6.600 multas entre marzo y abril, después porque no multaron en época electoral y ahora porque hay que cotejar todas las matrículas que accedieron a los aparcamientos públicos desde el 2 de septiembre hasta el pasado lunes 9 cuando el error ya ha quedado subsanado. Almeida envía un mensaje de tranquilidad e insiste en que no se va a sancionar si hay dudas.

Etiquetas

Lo más