• Miércoles, 24 de abril 2024
  • ABC

COPE

Noticias

Se dispara el robo de catalizadores en los coches: ¿Cuánto cuesta y para qué sirve?

Se trata de una pieza que en el mercado negro se vende a unos 50 euros

Audio

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:58

El robo de catalizadores de los coches se ha multiplicado estas últimas semanas en Madrid. Se trata de una pieza que en el mercado negro se vende a unos 50 euros, y se obtiene mucho más dinero si se venden por separado los metales que la componen.

Este elemento automovilística está compuesta "por paladio, que cuesta 30 euros el gramo, platino, valorado en 60 euros el gramo y rodio, que cuesta 700 euros el gramo. Además es una pieza relativamente fácil de sustraer", según recuerda la periodista Belén en Ibáñez en COPE.

"Me lo quitaron con una radial. Es una trabajo rápido que hicieron durante la noche y con el coche aparcado en la puerta de mi casa", es lo que ha contado Pedro, una de las muchas personas a quienes le han robado uno.

Carlos es mecánico y especifica que "un catalizador puede estar en torno a los 700 a 1.500 euros", en precio de mercado. "La gente está tan desesperada que no sabe qué hacer", agrega. Es por esta razón que este mecánico recomienda que reforcemos el catalizador para hacer que sea más difícil y complicado de robar.

¿Qué es un catalizador?

Es un dispositivo que forma parte del sistema de escape de los vehículos.Su función principal consisten en la reducción de la contaminación, que es producida al expulsar los gases de escape al exterior. De esta forma se disminuye la repercusión de las emisiones contaminantes al medioambiente, producida por los vehículos a motor.



Esta disminución la realiza transformando los gases mediante una reacción química, que consigue que los hidrocarburos se transformen en agua y, que el monóxido de carbono resultante, pase a ser dióxido de carbono. Esto es posible gracias a la elevada temperatura a la que los gases circulan antes y dentro del propio catalizador.

Cómo alargar la vida del catalizador

Además, el tiempo de vida útil de un catalizador está determinada por su uso. Por lo general, este ronda sobre los 120.000 kilómetros, siempre que no haya otros elementos que influyan en su funcionamiento. Por lo que, para poder alargar al máximo la vida útil de este dispositivo es necesario realizar revisiones de forma periódica y sin olvidaren mantener en buen estado algunas partes del motor, como las bujías, el filtro del aire, entre otros.

Otras formas de evitar su robo

Otros consejos que debemos seguir son, entre otros, evitar aparcar en la calle. Es mejor aparcar dentro del garaje, ya que esto complicará a los ladrones el acceso al vehículo. Y, si tenemos que aparcar en la calle, tenemos que evitar hacerlo en lugares que sean solitarios, estén apartados o que tengan poca iluminación.

Otra cuestión a tener en cuenta es que nunca debemos aparcar el coche con dos ruedas subidas en la acera. Hacer esto elevará el vehículo, facilitando a los delincuentes el acceso al catalizador. Otra buena idea es marcar esta parte del coche con el número de la matrícula o el VIN (Vehicle Identification Number), que es un código de 17 dígitos que identifican al coche como si se tratara de su DNI. Esto hará más difícil la reventa de este el mercado negro, porque se podrá identificar la pieza robada.

Otra alternativa es pintar el catalizador con una pintura que sea estridente, también dificultará su reventa, dado que el color lo diferencia de una pieza original. Lo que tienes que procurar es que sea pintura calorífica que pueda resistir altas temperaturas. Como última opción, puedes pedir que te instalen en el taller una planta inferior protectora. No evitará el robo por completo, pero sí complicará aún más el acceso para el ladrón, y quizás lo disuada de sustraer la pieza.

Robos en los colegios

También ha habido seis robos en cuatro centros educativos de la Comunidad de Madrid desde noviembre de 2022. El objetivo de los mismos es hacerse con el material informático del lugar (ordenadores, tablets y pizarras digitales) para venderlo en el mercado negro. La situación empieza a preocupar a los directores de estos centros, especialmente en aquellos que ya han entrado hasta dos veces.

Audio


El modo de operar de estos delincuentes consiste en arrancar los fusibles, inutilizar las alarmas y aprovechar las noches y los fines de semana para llevarse todo lo que pueden en cuestión de minutos. "Usan herramientas contundentes, fuerzan ventanas, puertas y armarios si hace falta", explica el teniente Cervantes de la Guardia Civil.

Esto se debe a que cada vez hay más material informático de última generación en los colegios e institutos. Además, estos centros educativos no cuentan con un seguro para estos equipos, porque no pueden asumir el alto coste de los mismos.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar