En Tres Cantos

El Ayuntamiento de Madrid cede un palacete de 3.330 metros cuadrados para acoger inmigrantes

El centro tendrá un máximo de 100 plazas para estancias breves de entre 15 y 20 días

El Ayuntamiento de Madrid cede un palacete de 3.330 metros cuadrados para acoger inmigrantes

 

AGENCIAS

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:41

El Ayuntamiento de Madrid va a habilitar en el palacio Valdés de Tres Cantos una edificación de 3.330 metros cuadrados que colinda con el mionte de El Pardo para albergar a los migrantes que sean enviados a la capital. El centro tendrá un máximo de 100 plazas para estancias breves de entre 15 y 20 días.

Así lo ha indicado la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en declaraciones a los periodistas en las fiestas de La Paloma, tras haberlo adelantado El País, espacio que se habilitará, según la regidora, "de inmediato".

La alcaldesa ha explicado que se trata de "un gran espacio" que estaba cerrado desde 2003 y ha señalado que en el Ayuntamiento no pueden permitir que haya "ningún tipo de instalaciones cerradas". "Creo que la política nuestra es que todo lo que estaba abandonado, arreglarlo y ponerlo en uso y este local tiene las condiciones", ha aseverado Carmena.  Por el momento, se tienen que esperar a firmar los convenios con el colectivo de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) para que se pueda llevar a cabo esta acogida en este espacio.

Carmena cede un palacete de 3.330 metros cuadrados para acoger a inmigrantes

 

A partir del mes de octubre se podrá acoger a otras 100 personas en el antiguo pabellón de agricultura de la Casa de Campo, que se está acondicionando para esta función. En total serán 200 plazas que gestionarán Cruz Roja y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y con las que se busca dar respuesta a la situación de emergencia humanitaria de los migrantes que llegan a las costas españolas.

Estas nuevas plazas se unen al centro cedido a Cruz Roja en Francos Rodríguez, que está en funcionamiento con espacio para entre 50 y 60 personas desde el pasado lunes. Además, en el mes de agosto también se ha cedido un local en el distrito de Arganzuela que funciona como un primer punto de atención de Cruz Roja donde los migrantes que van a solicitar asilo pueden descansar, ducharse y contactar telefónicamente con sus familias.

Los recursos se dirigen específicamente a los migrantes que llegan a las costas españolas y que inician un procedimiento para pedir asilo, en el que pueden enfrentarse a una lista de espera de hasta ocho meses, según el consistorio, hasta tener la primera reunión con el Ministerio del Interior y entrar a formar parte de la red de protección estatal.

Lo más