Boletín

Voces de alarma desde Europa

De vez en cuando los políticos nos sorprenden con discursos que abordan los problemas de forma global 

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 05:59

Aunque el día a día nos acostumbra a intervenciones de los políticos centradas en el corto plazo, de vez en cuando nos sosprenden con discursos que abordan los problemas de una forma global. Es lo que ha ocurrido en Ginebra durante los actos del centenario de la Organización Internacional del Trabajo con las intervenciones de Emmanuel Macron y Ángela Merkel.

El Presidente francés ha lanzado la advertencia de que si los desequilibrios de la globalización no se corrigen, si la actual fase del capitalismo no evoluciona hacia un modelo de mayor solidaridad, y si las sociedades y la política no asumen una responsabilidad mayor, estamos abocados a que la crisis actual nos lleve a la guerra. Macron insistió en el peligro de la descomposición de las democracias a causa de los desequilibrios sociales y económicos, entre otras razones por la acumulación de renta y por el corporativismo que alimentan los extremismos.

En este foro, en el que han participado destacados líderes mundiales, la Canciller alemana, Ángela Merkel, también lanzó un interesante mensaje: “Es necesario fomentar la paz social y condiciones laborales justas, y mantener y respetar la dignidad humana… La economía debe servir a las personas”, insistió. Ideas que son coincidentes con no pocos de los discursos últimos del Papa Francisco. Apuntes que debieran ser tenidos en cuenta.