3 de septiembre

Inoportuna ambigüedad de Sánchez

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 13:47

Pedro Sánchez ha comenzado el curso político asegurando que es partidario de un referéndum sobre el autogobierno de Cataluña. Lo ha hecho en una semana en la que necesita el apoyo de los independentistas en el Congreso para convalidar seis decretos leyes, y cuando tiene en el horizonte la tramitación de los Presupuestos. En sus declaraciones el Presidente ha dicho que los catalanes tienen un Estatuto de Autonomía que no votaron: esas declaraciones suponen asumir como propios algunos de los postulados del independentismo. La reforma del Estatuto de 2006 sí fue votada por los catalanes. Pero los votantes de una Comunidad Autónoma, al votar un estatuto, no ejercen el derecho de soberanía que reside en todo en el pueblo español. Por eso el Tribunal Constitucional corrigió algunos de los artículos del Estatuto catalán. Es un profundo error que el presidente del Gobierno se distancie de un pronunciamiento del Constitucional.

Puede haber, sin duda, otro referéndum sobre una reforma del Estatuto de Cataluña. Pero eso significaría que el independentismo acepta la llamada vía estatutaria y aparca sus pretensiones de ruptura. El propio Constitucional ha repetido en no pocas ocasiones que no se puede celebrar una consulta para la secesión. En cualquier caso no parece oportuno que Sánchez, en un momento tan delicado, cuando el independentismo prepara un octubre caliente, sea ambiguo en sus afirmaciones.

Etiquetas

Lo más