3 DE DICIEMBRE

Congreso fragmentado

 Es un error que el partido con más votos no mire a una mayoría constitucionalista

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 13:04

Esta mañana ha arrancado, con la sesión constitutiva del Congreso, la legislatura número 14 de la democracia. Es una legislatura especial por varios motivos. Tenemos el Congreso más fragmentado hasta ahora conocido: en total hay representados 16 partidos. La proliferación de siglas es la constatación de que muchos españoles ya no apuestan por los grandes partidos tradicionales que se situaban a la izquierda y a la derecha. Han emergido formaciones de carácter regionalista que llegan a la Cámara, no tanto para representar los intereses del conjunto del país desde diferentes perspectivas ideológicas, sino los intereses particulares de algunas regiones o provincias. Estos partidos tienen toda la legitimidad que les otorgan los resultados electorales, pero son el síntoma de una crisis política en la que cada vez es más difícil tener una visión de conjunto.

Especialmente significativo es que los partidos independentistas sumen 29 escaños. Nunca en los últimos cuarenta años las voces en favor de la ruptura de España habían sido tan numerosas. A todo eso hay que añadir que entre los partidos mayoritarios ha aumentado la polarización, de modo que a la izquierda del PSOE y a la derecha del PP hay dos formaciones con un peso decisivo. Pero todavía en este Congreso hay una mayoría amplia de diputados plenamente constitucionalistas. Son 218 escaños que pueden investir a un presidente del Gobierno y sacar adelante los presupuestos e importantes cambios legislativos. Es un error que el partido con más votos no mire a esta mayoría constitucionalista, aumente la polarización y se apoye en el independentismo.

Lo más