2 DE DICIEMBRE

El clima y la política mundial

 Las dos grandes potencias del momento no muestran interés alguno en comprometerse seriamente con esta cuestión

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 13:06

La Cumbre del Cambio Climático, COP25, que ha comenzado esta mañana en Madrid, es una importante preparación de la Cumbre que tendrá que celebrarse en Glasgow el año que viene. En ese momento los firmantes del Acuerdo de París tienen que presentar sus compromisos para reducir la emisión de gases con efecto invernadero. El Acuerdo de París de 2015 estableció como objetivo un aumento de la temperatura media de dos grados. Pero con los planes actuales vigentes no se va a alcanzar el objetivo. Hay que multiplicar los recortes por dos.

Previsiblemente en Madrid se va a escenificar la situación política que se vive en el planeta. El resurgimiento de los viejos nacionalismos y populismos ha provocado que la capacidad de decisión de los órganos multilaterales haya disminuido drásticamente. Y esto pasa factura a la lucha contra el cambio climático. Las dos grandes potencias del momento no muestran interés alguno en comprometerse seriamente con esta cuestión. La Administración Trump ya ha iniciado el proceso para sacar a Estados Unidos del Acuerdo de París, y China no muestra voluntad de limitar las emisiones.

En este contexto, la UE tiene la ocasión de asumir un liderazgo, al menos moral. Los planes de la nueva presidenta de la Comisión, Von der Leyen, incluyen que Europa prescinda de los combustibles fósiles en 2050 y que en 2030 se hayan reducido las emisiones a la mitad. No es fácil, por la resistencia de algunos de los países del Este. Pero la batalla merece la pena. El Planeta necesita liderazgo para afrontar este gran reto.

Lo más