Boletín

Audio

Lecciones de democracia

 

Tiempo de lectura: 1Actualizado12:02

Democracia ha sido una de las palabras más manipuladas a lo largo de la historia. Se ha hablado de democracias orgánicas e inorgánicas, participativas y restringidas, directas e indirectas, burguesas y revolucionarias, populares y avanzadas... En los tiempos modernos todavía se asigna la palabra “democracia” a regímenes de distinto signo, en función de la interpretación que se da a otra palabra clave: la libertad, inherente a la condición humana. Recordar estas ideas es oportuno en un momento en que el significado y contenido de la democracia se ve, en cierta forma, sometida a juicio, al hilo de la causa que se desarrolla en el Tribunal Supremo tras el intento de los secesionistas catalanes de subvertir el Estado de Derecho en nombre, paradójicamente, de la propia  democracia.

Según ha declarado el Presidente de la Generalitat, Quim Torra, “la democracia está por encima de la ley”, es decir, de la Constitución que la consagra. Aquí está el nudo del problema, como ayer aclararon los fiscales en el Supremo: no existe democracia al margen de la legalidad.  Las leyes pueden cambiarse, pero en sede parlamentaria y cuando así lo demanda la mayoría social en las urnas. Lo que han hecho los secesionistas ha sido violentar la ley mediante un acto revolucionario destinado a imponer su proyecto, por eso su acción ha constituido una grave amenaza para nuestra democracia. Por eso no podían ser socios fiables de ningún Gobierno, algo que el Presidente Sánchez no parece haber comprendido hasta el último momento.