Boletín

Audio

Claridad frente a ETA

 

Tiempo de lectura: 1Actualizado12:32

La satisfacción que ha provocado la detención del histórico y sanguinario dirigente de ETA José Antonio Urruticoechea, alias Josu Ternera, se ha visto empañada por algunas reacciones como la del socialista vasco Jesús Eguiguren, que ha calificado al detenido como un “héroe de la retirada” por su papel clave en el fin de la banda armada. Un final sin foto que permitiera a la sociedad española reconocer que ha sido el Estado de derecho, con el trabajo de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, el gran vencedor de la banda terrorista ETA.

Eguiguren, expresidente de los socialistas vascos y mediador con Ternera en la época de Zapatero, ha intentado una cierta rectificación y ha pedido perdón a las víctimas por haber calificado de “héroe” a quien fue uno de los más sangrientos terroristas de la historia de ETA. Pero las declaraciones de Eguiguren, o la salida del Lendakari Urkullu, negándose a valorar la detención con el argumento de que “hay que mirar para adelante”, no son solo deslices. Expresan una corriente de opinión arraigada en algunos sectores del PSOE  y en el nacionalismo vasco, que tiende a subordinar la aplicación de la ley al diálogo y la interlocución con quienes quieren romper el pacto constitucional y acabar con la democracia. Esta detención debe servir de acicate para que se sigan investigando los crímenes de ETA que aún no están resueltos. Es necesario para honrar la memoria de las víctimas y para cimentar la convivencia en la justicia y la libertad.  

Etiquetas