COPE

Sentenciados a 36 meses de prisión por lavado de dinero en EEUU los hijos del expresidente de Panamá

Según el fiscal, "dirigieron millones de dólares en sobornos a sus propias cuentas en Suiza para ayudar a Odebrecht a ganar influencia corrupta"

ctv-p2x-fotojet---2022-05-21t132957541

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:32

Los hijos del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli, Luis Enrique y Ricardo Alberto, han sido sentenciados a 36 meses de prisión y una multa de 250.000 dólares (236.652 euros) por su participación en un "soborno masivo de dinero" en el marco del caso de la constructora brasileña Odebrecht.

"Los hermanos Martinelli usaron bancos estadounidenses para cometer su fraude egoísta y codicioso, y ahora es el sistema legal estadounidense el que hace justicia con las sentencias de hoy, especialmente para el pueblo de Panamá", ha declarado el fiscal para el distrito este de Nueva York, Breon Peace.

Según ha explicado el fiscal general adjunto Kenneth Polite en un comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos, los hijos de Martinelli "dirigieron millones de dólares en sobornos a través de bancos estadounidenses a sus propias cuentas en Suiza para ayudar a Odebrecht a ganar influencia corrupta en los niveles más altos del Gobierno panameño".

"Las sentencias de hoy muestran que el Departamento de Justicia sigue comprometido con enjuiciar a las personas que permiten y se benefician del lavado de pagos corruptos a funcionarios extranjeros a través del sistema financiero, así como a quienes intentan gastar las ganancias de la corrupción en Estados Unidos", ha agregado.

La acusación del Departamento de Justicia señala que los hermanos Martinelli actuaron como presuntos intermediarios en el pago de 28 millones de dólares -casi 25 millones de euros- por parte de Odebrecht a un exfuncionario panameño activo, un familiar cercano, durante el periodo de 2009 a 2014.

Aproximadamente 19 millones de dólares (17,9 millones de euros) procedentes de los sobornos se transfirieron a través de bancos estadounidenses. Luis Martinelli también usó parte de las ganancias de este esquema para comprar un yate de 1,7 millones y una finca valorada en 1,3 millones en el país, mientras que su hermano Ricardo gastó cientos de miles de dólares en gastos personales.

"Los acusados lavaron millones de dólares en sobornos a través del sistema financiero estadounidense para beneficiar a un pariente cercano y mantener su lujoso estilo de vida", ha dicho el subdirector de la División de Investigación Criminal del FBI, Luis Quesada.

En este sentido, ha indicado que esta sentencia "muestra que el FBI y los socios encargados de hacer cumplir la ley están comprometidos a llevar ante la justicia a cualquiera que permita la corrupción de funcionarios públicos para beneficio personal".

Más tarde, el portavoz del expresidente Martinelli, Luis Eduardo Camacho, ha tildado de "resultado favorable" la sentencia, pues se aleja de los más de nueve años de prisión que pedía la Fiscalía. "Obtener la sentencia más favorable era el norte de la defensa de sus hijos", ha explicado.

"Toda persona que tenga hijos, entenderá perfectamente, que por sus hijos un padre está dispuesto a llevar la carga que sea necesaria por su bienestar", ha apuntado Camacho en un comunicado compartido en redes sociales por el exmandatario panameño.

Finalmente, el escrito apunta que Martinelli y su familia desean que Ricardo Alberto y Luis Enrique puedan reencontrarse "lo antes posible" con su familia en Panamá.

"Nadie ni siente o entiende el dolor de los padres cuando un hijo atraviesa por una situación difícil sea cual fuere. La gran mayoría te alientan y se encomiendan a Dios que es quien decide todo. Hoy es uno de esos días y su majestad divina nos pone a todos en este reto de vida", había expresado Martinelli anteriormente en su perfil de Twitter.

Luis Martinelli Linares y Ricardo Martinelli Linares fueron arrestados en el Aeropuerto Internacional la Aurora en Guatemala el 6 julio de 2020 cuando intentaban salir de Guatemala en un avión privado tras una orden de arresto provisional decretada por las autoridades estadounidenses.

Ambos se declararon culpables ante la Justicia de Estados Unidos de un delito de conspiración para el blanqueamiento de capitales. Con respecto a su padre, el pasado mes de noviembre, el Tribunal de Juicio del Primer Circuito Judicial de Panamá absolvió al exmandatario por el caso 'Pinchazos', en el que se investigaban unas presuntas escuchas ilegales.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar