COPE

El mandato de Scholz arranca en Alemania bajo sus promesas de progreso y continuidad de la política exterior

El socialdemócrata ha sido investido este miércoles como nuevo canciller de Alemania tras los 16 años de la etapa Merkel

Olaf Scholz

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:17

El socialdemócrata Olaf Scholz ha sido elegido canciller federal por el Parlamento alemán (Bundestag), donde su partido y sus futuros aliados de gobierno, los Verdes y el Partido Liberal (FDP) tienen la mayoría.

El canciller electo obtuvo el respaldo de 395 votos, frente a 303 en contra y 6 abstenciones. Su alianza con los verdes y los liberales suma en el Bundestag 416 escaños del total de 736, aunque el número de diputados presentes era de 707.

Scholz sucede en el cargo a la conservadora Angela Merkel, que traspasará el poder tras 16 años a quien ha sido vicecanciller y ministro de Finanzas de su última gran coalición.

El nuevo gobierno, un tripartito inédito a escala federal, será el más paritario de la historia de Alemania, ya que ocho de sus 16 ministerios -17, con el puesto de canciller- estarán ocupados por mujeres, entre ellos los cuatro que atañen a la seguridad nacional y política exterior: Asuntos Exteriores, Interior, Defensa y Ayuda al Desarrollo.

Las promesas del nuevo canciller

El socialdemócrata prometió este martes progreso para Alemania en tiempos difíciles de pandemia y una política exterior orientada hacia una Europa fuerte y hacia el multilateralismo, tras firmar el pacto de coalición, formalidad previa a su investidura mañana como canciller.

"Se trata de atreverse a un mayor progreso, eso es lo que une a los tres partidos y es lo que queremos emprender ahora en el país, por los ciudadanos y por un buen futuro", dijo Scholz en una rueda de prensa junto al ministro designado de Finanzas, el liberal Christian Lindner, y al de Clima y Economía, el verde Robert Habeck. Pero se trata también de "una renovación que tenemos que acometer en tiempos difíciles en los que todavía tenemos el desafió de combatir la pandemia", agregó.

Indicó que "estas son la condiciones en las que arranca ahora el gobierno", que en materia de política exterior continuará con los esfuerzos de Alemania en los últimos años por una Unión Europea fuerte y soberana. Según Scholz, el mundo futuro se caracterizará por la existencia de "bastantes países muy influyentes", lo que hace aún más importante que Europa "pueda actuar de manera fuerte y soberana".

Precisamente por eso, los primeros destinos de viaje del futuro canciller en los días siguiente a su investidura serán París y Bruselas, el primero, para remarcar la "vitalidad de la relación" con el país vecino, y el segundo porque representa no sólo la "alianza preferente a escala europea, sino también el eje transatlántico".

Entre los países influyentes en el futuro, Scholz se refirió no sólo a Estados Unidos y Rusia -que ya lo son -y a China -"de lo que se habla mucho"-, sino también a muchas naciones de una Asia resurgida, así como de África y Sudamérica.

Un mundo multipolar

"Por lo tanto, el mundo será multipolar. Nuestra gran tarea será velar porque sea también un mundo multilateral, en el que una buena cooperación sea posible", dijo. Como el mundo de momento no estará conformado por estados con las mismas ideas, es importante ser consciente de las diferencias y aun así llevarse bien, agregó.

Preguntado hasta en tres ocasiones sobre un posible boicot diplomático a China como el anunciado por Estados Unidos ante los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022, Scholz se limitó a afirmar que para el futuro gobierno será relevante "mantener la cooperación y los canales de cooperación multilaterales".

Más claro al respecto fue Lindner, quien afirmó que "esta coalición ha decidido seguir profundizando las relaciones con China", desde una perspectiva transatlántica y europea.

En este diálogo se tendrá en cuenta la importancia del mercado chino en la economía alemana, pero asuntos como los derechos humanos, el derecho internacional y el multilateralismo estarán presentes también, aseguró.

Por otra parte, Scholz apremió a Rusia a respetar la integridad de la frontera de Ucrania y calificó la situación creada por los movimientos de tropas rusas de "muy seria".

Rusia debe entender que "para nosotros es incuestionable la inviolabilidad de las fronteras", subrayó, y agregó que "sería una situación inaceptable si se generara una amenaza para Ucrania", para añadir que la solución a ello pasa únicamente por la vía diplomática. Su futuro gobierno va a mantener sus esfuerzos mediadores a través del llamado Formato Normandía -es decir con Francia, Rusia y Ucrania-, insistió.

Apuesta por la estabilidad

Si en materia de política exterior el futuro gobierno apuesta por la continuidad, con el eje transatlántico y la Unión Europea como puntales, en el aspecto económico defenderá la estabilidad en Europa, acompañada de crecimiento e inversiones, según afirmó el ministro designado de Finanzas.

Lindner agregó que la política fiscal alemana tendrá en cuenta el desarrollo de la inflación como consecuencia de los efectos especiales derivados de la pandemia y señaló que el Banco Central Europeo "tiene que ser capaz de responder con sus instrumentos" a esta evolución.

Recordó además que el objetivo del nuevo gobierno es volver a cumplir con el freno de la deuda a partir de 2023 y, por otro lado, renunciar al aumento de cargas fiscales. Este nuevo gobierno asume desafíos que engloban una "década decisiva" y que no podrán resolverse en los próximos cuatro años, resumió Scholz, quien no ocultó su esperanza de que la coalición pueda ser reelegida si hace bien su trabajo.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar