Boletín

Franky Zapata, el hombre volando que ha dejado boquiabiertos a todos en el desfile del 14 de julio

Su actuación ha sido lo más espectacular del desfile en París

Traditional Bastille Day military parade in Paris

Paris (France), 14/07/2019.- Professional pilot Franky Zapata demonstrates a flight on a 'flyboard', which the French army is considering using for military purposes, during the annual Bastille Day military parade on the Champs Elysees avenue in Paris, France, 14 July 2019. Bastille Day, the French National Day, is held annually on 14 July to commemorate the storming of the Bastille fortress in 1789. (Francia) EFE/EPA/IAN LANGSDON

@asuncionserena

Corresponsal en París

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:13

Cada 14 de julio, el desfile militar que desciende los Campos Elíseos desde el Arco del Triunfo hasta la plaza de la Concordia ofrece un gran espectáculo, pero este año las expectativas han quedado totalmente superadas con unas imágenes más propias de una película de ciencia-ficción. Cuando se esperaban las primeras imágenes de la patrulla de Francia y su estela con los colores de la bandera, ha surgido un hombre, literalmente, volando por los aires con un fusil en la mano.

Todo el mundo ha quedado boquiabierto, incluidos los ilustres invitados de Emmanuel Macron, como los presidente de Finlandia y Estonia, la canciller alemana, el presidente de la Comisión Europea, o la ministra de Defensa de España, Margarita Robles. Los miembros del gobierno de Macron tampoco podían creer lo que veían sus ojos y no han resistido la tentación de sacar sus smartphones para inmortalizar este momento.

El hombre que ha ofrecido este espectáculo es Franky Zapata, doble campeón del mundo de jet-ski, que se desplazaba con su « Flyboard Air », inventado por él mismo estos últimos años. 

El pasado mes de noviembre, presentó su dispositivo al ejército que en seguida adivinó la potencialidad de semejante aparato en los combates, porque permite desplazar con gran rapidez a un hombre, y aunque no pueda esconderse detrás de ningún árbol o roca, resulta muy difícil tirar sobre algo que se mueve sin cesar, de un lugar a otro, en el aire.

Zapata comenzó a desarrollar su Flyboard en 2011. Entonces se trataba de una pequeña plataforma que le permitía propulsarse a unos metros por encima del nivel del mar gracias a una turbina de jet-sky y un tubo sumergido en el agua. Cinco años más tarde la plataforma ya volaba de forma autónoma, resiste una carga de 100 kg, podía elevarse hasta 150 m, y desplazarse a 140 km/h durante seis minutos. 

Pero las proezas del Flyboard Air, no se quedan ahí, el ejército ha invertido 1,3 millones de euros para desarrollar su tecnología y esperan que podrá sobrellevar 200 kg y alcanzar hasta 200 km/h y una altitud de 3.000 metros, además de una autonomía de 30 minutos para ser utilizado en operaciones militares en el exterior. La ministra de Defensa, Florence Parly, ha indicado que permitirá "probar distintos usos, como plataforma logística volante o como plataforma de asalto" para los militares.

Lo más