Detenido el conductor del furgón robado en Francia con parte del botín

Adrien Derbez desapareció el lunes con los 3 millones de euros que transportaba en un furgón blindado

Desaparece un conductor con un furgón que contenía 1 millón de euros
@asuncionserena

Corresponsal en París

París

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13 feb 2019

La fuga ha durado poco más de 24 horas. Adrien Derbez, de 27 años, desapareció el lunes con los 3 millones de euros que transportaba en un furgón blindado, pero fue localizado y detenido este martes en Amiens con buena parte del botín.

El hombre intentó huir cuando la policía entró en su casa. Saltó por la ventana desde un segundo piso pero aterrizó en el primero y la vecina abrió inmediatamente la puerta a los agentes que lograron detenerlo. Al mismo tiempo, una amiga suya, considerada como cómplice, también fue arrestada cuando conducía un vehículo con varios sacos llenas de dinero.

El robo tuvo lugar a las 6 de la mañana, cuando un camión de transporte de fondos de la sociedad Loomis se detuvo a la puerta de una agencia Western Union en Aubervilliers, al norte de París.

Dos empleados bajaron del camión y entraron en la agencia mientras el conductor permanecía al volante, pero cuando salieron había desaparecido su compañero y el vehículo.

Poco después, el camión fue encontrado a la vuelta de la esquina, en una callejuela sin cámaras de vigilancia, con las puertas abiertas y sin las 60 sacas que habían en el interior llenas de dinero. Un botín estimado en 3,4 millones de euros. 

En un primer momento la policía no descartó ninguna pista. El hecho de que no hubieran detectado ningún tipo de forcejeo llevaba a pensar que fue el conductor quien se llevó el dinero, aunque también podría haber actuado bajo amenazas sobre él o su familia. Sí sorprendió el hecho de que la caja fuerte estuviera abierta cuando sólo tienen acceso a la misma los otros dos empleados, pero no el conductor.

Adrien Derbez llevaba unos meses trabajando en esta empresa de transporte de fondos, y sólo había coincidido en algunas ocasiones con los colegas que le acompañaban. 

Este caso ha desempolvado el deToni Muslim, conocido por robar más de 11 millones de euros en 2009 en Lyon.

Los hechos fueron similares, Muslim también era el conductor del furgón, y cuando sus dos colegas se bajaron aprovechó para llevarse el camión. Antes había preparado minuciosamente su golpe:  había vaciado su apartamento y alquilado un boxspace con un nombre falso. 

Allí construyó un muro falso para esconder el dinero, aunque no le dio tiempo a guardarlo porque la persona que le había alquilado el boxspace reconoció su imagen en seguida y alertó a la policía que acordonó de inmediato la zona. Muslim logró escapar y mantuvo en jaque a la policía durante once días, hasta que decidió entregarse él mismo. 

La policía recuperó 9 millones del botín en la camioneta que había dejado abandonada durante su huida, pero nunca aparecieron  los dos millones y medio restantes, que siguen sin aparecer. El fue condenado a prisión en 2010, y desde 2013 está en libertad.

Etiquetas

Lo más