Brenton Tarrant, autor de la matanza de Nueva Zelanda: un supremacista blanco de origen australiano

En su manifiesto se declara racista y habla de su inspiración durante un viaje por Europa 

Vídeo

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:23

Nueva Zelanda vive este viernes su día más 'triste' tras los ataques contra dos mezquitas en Chrischurch, en los que, de momento, han muerto 49 personas. "Está claro que esto solo puede ser descrito como un ataque terrorista. Por lo que sabemos, parece haber sido bien planeado", dijo la primera ministra, Jacinda Ardern, en una comparecencia transmitida en directo desde Wellington, en la que expresó "la condena más fuerte posible contra la ideología de los responsables".

Motivos no le faltaban para afirmar eso. La escena era deantesca. El ataque se produjo a plena luz del día y en un momento en que centenares de musulmanes realizaban la oración de los viernes. Murieron 41 personas en la mezquita de Al Noor, muy cerca del Jardín Botánico, y otras 7 en la mezquita de Linwood, a unos 6,5 kilómetros al este de la primera. Otra persona murió después en un hospital de la ciudad donde se atiende a unas 48 personas heridas de bala, entre ellos niños.

El atentado lo fue transmitiendo en directo a través de Facebook y de la cámara que portaba sobre su cabeza. El vídeo dura 17 minutos y en las imágenes se ve cómo el individuo recorre las habitaciones de la mezquita y dispara a bocajarro con armas semiautomáticas contra personas indefensas.  Pero no sólo retransmitió esto en 'streaming', hizo lo propio con los momentos previos, así como con el coche en el que viajaba y todo el repertorio de armas que tenía preparadas Brenton Terrant para atentar.

Más datos sobre el presunto agresor

El comisionado de la Policía neozelandesa, Mike Bush, se negó a identificar al atacante, al limitarse a decir que "tiene casi treinta años y comparecerá ante los tribunales mañana" para responder a cargos por asesinato por cada una de las víctimas. Lo que sí se ha confirmado es la detención de cuatro personas armadas, tres de ellas presuntamente vinculadas al ataque, que incluye al australiano, y otra que fue puesta en libertad. Ninguna de estas personas estaba en la lista de sospechosos de Nueva Zelanda. La Policía halló armas de fuego en las mezquitas y dos explosivos en dos vehículos vinculados a los ataques, uno de los cuales ha sido desactivado.

Sin embargo, todo apunta a que el presunto agresor sería un ciudadano australiano de 28 años de edad de la localidad de Grafton. Su nombre es Brenton Terrant, quien, además, tiene un manifiesto en internet. En él se leen líneas como la siguiente: "Me interesó muy poco mi educación durante los años de colegio. Apenas logré un aprobado. No fui a la universidad. No me interesaba nada de lo que podía estudiar ahí", se puede leer en ese manifiesto que cuenta con 74 páginas.

Terrant podría haber comenzado a planear el atentado hace 2 años, tras "inspirarse" durante un recorrido por una Europa que define como "invadida" por los inmigrantes. "Tenemos que aplastar la inmigración. Soy un racista, creo que las diferencias raciales", proclama el ultraderechista en dicho manifiesto. Asimismo, en éste se puede comprobar cómo también visitó España durante dicho viaje. 

Por otra parte, el sospechoso llevaba escrito en su fusil el nombre de varios autores de asesinatos vinculados a la extrema derecha. Uno de esos nombres sería el de Josué Estébanez de la Hija, el joven que asesinó a otro de extrema izquierda en el Metro de Madrid en 2007.  Fue condenado en 2009 a 26 años de prisión  y todavía sigue entre rejas.

Además, se muestra partidario de la conocida, entre los grupos ultraderechistas como la 'teoría del reemplazo'. Su objetivo era claramente acabar con los musulamanes. "Son el grupo invasor más odiado en Occidente, atacarlos implicaría tener muchos apoyos", escribía en dicho manifiesto. Entre otras anotaciones, también se refería al exterminio de los musulmanes para "salvar al medio ambiente", ya que, según Tarrant, así se acabaría con la superpoblación.

También dijo haberse inspirado en Anders Breivik, el ultradecerechista que asesinó a 77 personas en Noruega el 22 de junio de 2011. 

Lo más