DIADA CATALUÑA

Acto oficial de la Diada reivindica libertad y recuerda presos y "exiliados"

El acto oficial de la Diada ha tenido como único hilo conductor las exigencias de "libertad" y el recuerdo de los soberanistas presos o en el "exilio", con una escenografía desplegada frente al Palau de la Generalitat que simbolizaba un bosque quemado.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 22:45

El acto oficial de la Diada ha tenido como único hilo conductor las exigencias de "libertad" y el recuerdo de los soberanistas presos o en el "exilio", con una escenografía desplegada frente al Palau de la Generalitat que simbolizaba un bosque quemado.

Al acto, en el que se han oído en diversas ocasiones gritos de "independencia", han asistido el presidente de la Generalitat, Quim Torra; el presidente del Parlament, Roger Torrent, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y otros dirigentes soberanistas o de los Comunes.

El acto ha comenzado poco después de llegar desde el Parlament la comitiva liderada por Quim Torra, quien ha subido al escenario para entregar la Llama del Canigó a familiares de los soberanistas presos: Berta Forn y Laura Turull (hijas de Joaquim Forn y Jordi Turull, respectivamente) y Pol Leiva (sobrino de Jordi Cuixart).

También estaba el nieto de Pompeu Fabra, que ha leído la definición de la palabra "libertad" en el diccionario de su abuelo, que puso las bases de la actual gramática catalana.

Acto seguido, acompañadas por el piano de Xavi Lloses, las voces de Silvia Bel y Lluís Soler han leído las frases sobre la libertad escritas por Oriol Junqueras, Josep Rull, Carme Forcadell, Jordi Cuixart, Jordi Sánchez, Jordi Turull, Dolors Bassa, Raül Romeva y Joaquim Forn, todos ellos en prisión preventiva, al tiempo que las palabras se proyectaban sobre la fachada de la Generalitat.

También se han emitido grabaciones de los que huyeron de España, quienes han leído frases sobre la libertad de autores como Manuel de Pedrolo, Miquel Martí Pol o Maria Aurèlia Capmany.

Así, se han oído las voces grabadas de Anna Gabriel, Antoni Comín, Meritxell Serret, Lluís Puig, Marta Rovira, Clara Ponsatí y Carles Puigdemont, al que el público ha saludado al grito de "president".

El cantautor y exdiputado soberanista Lluís Llach ha cantado sentado en el piano "Cançó d'amor a la llibertat" (Canción de amor a la libertad), con coreografía de Marta Carrasco, que ha bailado rodeada de unos haces luminosos que simbolizaban los barrotes de una cárcel.

Con imágenes de las cargas policiales del 1-O, la cantante Judit Neddermann ha interpretado "No volem més cops" (No queremos más golpes), acompañada de una orquesta y un amplio coro.

La canción final ha sido "Agafant l'horitzó" (Cogiendo el horizonte) de Txarango, cantada por este grupo y muchos otros artistas, entre ellos el rapero Valtonyc, a través de voces y vídeos grabados que se han emitido por cuatro pantallas del escenario.

En algún momento del acto, que ha culminado con el coro cantando "Els Segadors", los asistentes han entonado proclamas como "independencia", "ni un paso atrás" o "las calles serán siempre nuestras".

Lo más