Sánchez tira de “núcleo duro” para apuntalar el cartel en Madrid

El presidente del Gobierno ya tiene preparado el terreno con sus más leales para dar a conocer su elección como cabeza de lista a la capital de España

Sánchez tira de “núcleo duro” para apuntalar el cartel en Madrid

Mariscal

@rrodriguezmaeso

Redactor Política Informativos COPE

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 04:53

La incógnita sobre la candidatura del PSOE a la Alcaldía de Madrid se resolverá únicamente cuando Pedro Sánchez lo decida. Ese convencimiento rige para los máximos dirigentes socialistas, ninguno de los cuales está ahora mismo en el “secreto” del presidente del Gobierno y secretario general con la excepción de sus manos derecha e izquierda en el partido. 

Es decir, Adriana Lastra, vicesecretaria general, yJosé Luis Ábalos, secretario de Organización. Ambos, al fin y al cabo, deberán hacer mucha labor para ahuyentar el profundo desánimo interno ante la ausencia de esperanzas de revertir dentro apenas cuatro meses los malos resultados de 2015. 

Más allá de ese restringido “núcleo duro”, además de la persona elegida, según avisan a la Cadena COPE fuentes de toda solvencia, nadie en la familia socialista se atreve a concretar cuando se conocerá el cartel electoral a la capital de España, y eso que la mayoría de las miradas apuntan hacia la titular de Industria, Reyes Maroto, como la designada. Voces del PSOE ya han asumido, casi por unanimidad, que tocará a la ministra afrontar el reto.

Con el aval de Pedro Sánchez por bandera, se da por descontado un triunfo en primarias de Maroto. De celebrarse, claro, este próximo mes de febrero. Sin embargo, los procesos internos los carga el diablo, como demostró el propio jefe del Ejecutivo. La incertidumbre sobre la candidatura al Ayuntamiento de Madrid ha ido a más con el descarte de numerosos nombres, incluido el rechazo de una personalidad del peso deAlfredo Pérez Rubalcaba o una fallida pretensión de atraer a Manuela Carmena al frente de una plataforma de izquierdas.

El paso de los días da más números a Reyes Maroto para convertirse en la elegida y más ante la inexistencia de una alternativa clara. Difícilmente llegará a entusiasmar a los votantes del propio PSOE. El mensaje que, a ojos de algunos, transmitirá Pedro Sánchez es que da por pérdida la Alcadía, con el consiguiente y perjudicial efecto arrastre para la Comunidad.

Existe desconfianza en sectores socialistas. Lo mejor que esperan los detractores de la ministra, ex diputada madrileña, es que “sea capaz de moverse sin dar un paso en falso”. Los intentos de darle relevancia – todos frustrados - son sus credenciales para ganarse el respaldo de Madrid.

La situación de espera, en cualquier caso, está limitando la capacidad de acción del PSM. Máxime cuando el resto de las siglas – desde Podemos a PP pasando por Ciudadanos – tienen definidos a sus aspirantes a regir los designios de la capital de España los próximos cuatro años. “Nada marcará el paso al secretario general del PSOE. La decisión final, así como los tiempos, - incide el entorno de Sánchez - está en sus manos”. 

Lo más