SIN MICRÓFONOS

La fórmula Sánchez: Un Gobierno para insuflar oxígeno al PSOE

La presidencia del Gobierno representa un fenomenal escaparate. Pedro Sánchez tiene la oportunidad de convertir su mandato en la mejor de las bazas para sus siglas con la vista puesta en las elecciones municipales, autonómicas y europeas del próximo año.

Pedro Sánchez recibe al presidente de Ucrania

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez saliendo de Moncloa EFE

@rrodriguezmaeso

Redactor Política Informativos COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15 jun 2018

Relajado y sonriente. Así estrenó este lunes Pedro Sánchez su agenda como presidente del Gobierno al recibir en las escalinatas del Palacio de La Moncloa al presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, una visita cerrada de antemano por Mariano Rajoy para repasar las relaciones bilaterales.

En medio de un traspaso de poderes inédito en la historia de la Democracia, Sánchez ha logrado llevar con total discreción la elaboración del futuro Gobierno que pretende monocolor, con carné o sin él pero cercanos al PSOE, paritario, reducido y de marcado perfil político más que técnico. En su domicilio de Pozuelo de Alarcón, recibió durante el fin de semana a sus números dos y tres, Adriana Lastra y José Luis Ábalos. En el entorno de Sánchez nadie ve problema en que miembros de la cúpula del PSOE compatibilicen sus cargos orgánicos con carteras ministeriales. Lo que tampoco va a ocurrir, avisan a la Cadena COPE colaboradores del secretario general es “dejar desguarnecido al partido”. En cualquier casoresulta opinión generalizada, el Gobierno debe servir para insuflar oxígeno a las siglas con las municipales, autonómicas y europeas en apenas un año.

El jefe del Ejecutivo pretendía comunicar la estructura del Gabinete y su composición este miércoles, aunque en las últimas horas han ido filtrándose algunos nombres. Pedro Sánchez ya cuenta con Josep Borrell como su titular de Exteriores. Quien fuese titular de Industria con Felipe González, fugaz líder del PSOE y ex presidente del Parlamento Europeo aceptaba la oferta tras unas horas de dudas. El Consejo de Ministro se reunirá por primera vez el viernes, donde van a proseguir nombramientos. Entre ellos, el del fiscal general del Estado y los segundos escalones de la administración. En ese escalafón tendrían entrada dirigentes de otros partidos. No sólo de Podemos. También se piensa en organismos pendientes de renovación a los que podrían sumarse PNV o PdeCAT. Fuentes consultadas por la Cadena COPE fijan sus miradas, por ejemplo, en el Banco de España, el Tribunal de Cuentas, o el mismo Consejo General del Poder Judicial.

Al tiempo, el presidente y su equipo preparan ya gestos para con Cataluña y el País Vasco. Su línea roja frente a demandas de independentistas y de nacionalistas es la Constitución. En una entrevista en Herrera en COPEÁbalos dejó caer la posibilidad, cuando haya sentencia, de un acercamiento de los dirigentes catalanes presos, pues tampoco debe asombrar “si se introducen consideraciones humanitarias”. A su paso por el programa Espejo Público, de Antena 3, se mostró abierto a relajar el control de las cuentas de la Generalitat de Cataluña por parte del Ministerio de Hacienda “dentro del proceso de normalización”.

En esa línea de distensión, Sánchez podría suavizar la escalada de recursos al Tribunal Constitucional contra el Govern de Quim Torra. En la reunión por celebrar entre ambos presidentes, precisamente, se planteará, según los consultados, rebajar la judicialización de las relaciones. Por ahora, Pedro Sánchez ya ha intercambiado mensajes con Torra y, según otras fuentes, ha mantenido alguna conversación con el lehendakari, Iñigo Urkullu, ante la intención del PNV de un cumplimiento “íntegro” del Estatuto de Gernika, avances en el autogobierno y el arranque de un debate sobre el modelo de Estado.

Al margen de estos retos de alto voltaje, el nuevo Gobierno promete hacer bandera de una agenda social. La revitalización del sistema de dependencia, la ley de igualdad de género en el mundo laboral, la restitución de la sanidad universal, etc, etc., son iniciativas que podrían contar con el respaldo de la mayoría de las Cortes. Todo ello acompasado con gestos, - la creación de un Comisionado contra la Pobreza Infantil o recuperar el Ministerio de Igualdad -, y guiños al electorado de izquierdas – prometió el cargo en La Zarzuela sin biblia ni crucifijo - que hagan del propio presidente del Gobierno el mejor de los escaparates políticos.

Lo más