COPE

Zubieta, el miembro del comando Nafarroa que viajó de Francia a Cataluña para matar a 10 personas en Vic

Juan José Zubieta puso rumbo de Francia a Barcelona para cometer el atentado de los ataúdes blancos, donde fallecieron 10 personas de las cuales cinco eran menores

El trayecto de Zubieta antes de asesinar a 10 personas en Vic

Redactor COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:57

Este fin de semana se cumplen 30 años desde que la banda terrorista de ETA perpetrase uno de los asesinatos más famosos. En la pequeña localidad de Vic, el comando Barcelona— compuesto por Jon Félix Erezuma y Joan Carles Monteagudo—, quería dejar entrever la falta de seguridad que existía en el Estado español antes de que diesen comienzo los juegos olímpicos de 1992.

Para ello, como venía siendo habitual en la forma en la que los miembros de ETA se organizaban, estudiaron a milímetro cuáles eran los pasos que tenían que dar para causar el mayor daño posible. Sabían que el furgón de Policía se dirigiría por las calles Josep Aparici y Robot i Serra camino del estadio de fútbol de la Nova Creu Alta, y que lo harían minutos antes de las 18.00 para ofrecer seguridad a un partido que se disputaría esa tarde. Por eso colocaron el coche bomba en el cruce entre ambas vías, algo que provocó una explosión en la que seis agentes murieron en el acto y dos resultaron heridos de gravedad. Los hechos tuvieron lugar en Sabadell del 8 de diciembre de 1990.

El viaje de Zubieta para ayudar al comando de Vic

Sin embargo, este acto terrorista no fue suficiente y por ello Erezuma y Monteagudo pidieron a la dirección de la organización que enviasen una persona que fuese capaz de participar en otro ato similar al ya perpetrado. El elegido fue Juan José Zubieta, una de las personas que había pertenecido al comando Nafarroa y que había huido a Francia después de ser descubierto por la Guardia Civil.

Un comando, el de Nafarroa (Navarra, en euskara) del que la policía no había conocido hasta que descubriese los cuerpos sin vida de algunos compañeros de Zubieta, quienes se habían pegado un tiro tras un crimen contra el Estado.

De esta forma, Zubieta pasó la frontera—con los riesgos que eso implicaba—, para poder ponerse al día de los planes que habían ideado Erezuma y Monteagudo. Una vez puesto en marcha, eligieron que el siguiente punto donde atentar iba a ser la casa cuartel de Vic de la Guardia Civil, en la provincia de Barcelona. En aquella ocasión, los terroristas lanzaron un coche cargado con 200 kilos de amonal —distribuidos en una docena de bombonas— que impactó contra una de las paredes del recinto. En total fallecieron 10 personas de las cuales cinco eran niños, hecho que provocó que este atentado sea conocido como el de los ataúdes blancos, dado el alto número de menores fallecidos.

Aunque los tres terroristas trataron de huir, la policía los detuvo horas después en la localidad de Llissá de Munt, a 40 kilómetros de Vic. Erezuma y Monteagudo murieron en el tiroteo con agentes de la Guardia Civil, cayendo así de forma definitiva el comando Barcelona, mientras que Zubieta fue condenado a 1.311 años de prisión por 9 asesinatos consumados y 44 frustrados, además de otros delitos por pertenencia a ETA. Con su detención, se puso fin a una aventura entre dos países que costó la vida de muchos ciudadanos.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar