En COPE Cataluña y Andorra

“Vivir contra el PP es más fácil que enfrentarse a un gobierno como el del PSOE”

Carles Campuzano, portavoz del PDeCAT en el Congreso de los Diputados asegura que la reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra “será clave” para comprobar si “el buen rollo” con el PSOE “tiene o no recorrido político”.

Carlos Losada | @losadacarlos1

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 19:29

En declaraciones al programa Converses de COPE Cataluña y Andorra, Carles Campuzano, portavoz del PDeCAT en el Congreso de los Diputados, ha afirmado que, para el independentismo, “vivir contra el PP siempre es más fácil que enfrentarse con un gobierno como el del Partido Socialista” porque “el partido más importante en Cataluña es el anti-PP”. Considera que esto se debe, entre otras cosas, a que el nuevo ejecutivo de Sánchez “ha tomado decisiones y ha hecho gestos” que “tienen reconocimiento desde el punto de vista de los consensos que articulan la sociedad catalana”.

Un ejemplo sería la decisión de acoger a los refugiados del barco Aquarius, o bien el anuncio de permitir la atención sanitaria a las personas en situación irregular “justo cuando el Parlament de Cataluña aprobó una ley en esta misma dirección y que el PP impugnó”. Por ello, supone que con el nuevo gobierno existirán “más puntos de coincidencia que con el PP”. “Este es un escenario distinto al que habíamos tenido hasta ahora”, ha añadido.

En cualquier caso, Campuzano ha reconocido que él votó “desde el escepticismo y la desconfianza a Pedro Sánchez”, y sabiendo que las posiciones de los socialistas respecto al conflicto catalán “son las mismas que mantuvieron en su etapa de apoyo al artículo 155”. Por eso, no quiere hacer un balance de lo que ha supuesto el cambio de color en el ejecutivo hasta que no se produzca la reunión entre el nuevo jefe del ejecutivo y el presidente de la Generalitat, Quim Torra. Considera que el encuentro del próximo 9 de julio “será clave” para comprobar si “el buen rollo” con el PSOE que supuso el apoyo a la moción de censura “tiene o no recorrido político”.

El portavoz del PdeCAT en el Congreso cree que, de cara al encuentro, el bloque secesionista “no puede obviar que hay una parte importante de la sociedad catalana que tiene un sentimiento de injusticia” y que se ven “profundamente afectados por la situación que vive la gente encarcelada”. Además, entiende que “la cuestión de fondo” que se ha vivido en los últimos meses en Cataluña, “no queda resuelta porque Pedro Sánchez haya asumido la presidencia del Gobierno”. En este sentido, afirma que la Generalitat “tiene la obligación de mantener la agenda política de aspirar a la independencia”. Motivo por el que, dice, las decisiones que toma Torra son para recordar que la hoja de ruta del independentismo es “la agenda del derecho a decidir y del estado propio”.

Con estas pretensiones, manifiesta que “Rajoy ha pasado, pero la demanda del derecho a decidir continúa”, y que “es posible que Sánchez pase” y dicha demanda persista. Ante ello ha lanzado una advertencia: “el sistema político español debe comprender que no se puede gobernar contra Cataluña”.

Respecto a la multa de casi dos millones de euros que ha impuesto el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, a todos exmiembros del Govern en prisión preventiva y también los huidos fuera de España, Carles Campuzano ha alegado que para él “la opción de la judicialización ha sido un error” desde el principio. Eso sí, afirma que “cada vez hay más gente en los entornos políticos de Madrid que también piensan que ha sido un error”, y que “la justicia tendrá parte de responsabilidad en tomar decisiones que no empeoren esta situación”. “Mientras la situación sea esta y haya gente en la cárcel, se hará más difícil cualquier solución al conflicto”, ha sentenciado.

Carles Campuzano ha comentado la polémica en torno a la presencia de la Monarquía en Catalunya, después de la reciente visita de los Reyes con motivo de los premios Princesa de Girona 2018. Está convencido que el monarca Felipe VI “debe pensar si quiere recuperar la confianza de los catalanes, y si se equivocó” con el discurso que protagonizó el 3 de octubre tras el referéndum ilegal. El portavoz del PDeCAT mantiene que el Rey “tendría que haber hecho un discurso dirigido a todos los catalanes, y también a los que votaron y recibieron bofetadas”. Pero que, sin embargo, “decidió hacer un discurso obviándolos, y sin palabras de respeto o empatía”. Momento en el que, según afirma Campuzano, “el Rey perdió legitimidad en Cataluña”.

Etiquetas

Lo más