La sorprendente confesión de la expareja de Gabriel Rufián: "He despedido 2019 llorando"

Mireia Varela se abrió de lleno en Instagram, donde reveló el profundo sufrimiento vivido tras la ruptura con el portavoz de ERC en el Congreso

La sorprendente confesión de la expareja de Gabriel Rufián: He despedido 2019 llorando

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 20:50

Difícil que alguien no conozca a Gabriel Rufián en nuestros días. Por los tiempos que corren para la política española, el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados ha adquirido protagonismo poco a poco desde 2015, cuando empezó a ganar foco mediático. Él es de sobra conocido, pero un nombre que estuvo muy asociado a él en el pasado quizá no lo sea tanto: Mireia Varela.

Esta graduada en Lengua y Literatura españolas, con un máster en estas disciplinas y también en Lengua Extranjera, fue la pareja de Rufián durante tres añosIncluso tiene un hijo en común con uno de los grandes nombres propios entre los republicanos catalanes. Alguien que marcó su vida de forma muy profunda, tal y como se puede comprobar en la última publicación de Varela a través de Instagram.

 


 

Caramels,cavalls i petons durant Sant Antoni Abad a Sabadell.

Una publicación compartida de  Mireia Varela (@mireiavarela) el 


 

Su expareja ha rehecho su vida con otra mujer, mucho más relacionada con la política (Marta Pagola, jefa de prensa del Grupo Vasco en el Congreso). Sin embargo, la que fuera su alma gemela ha sido incapaz de olvidar a Rufián durante todo este tiempo. “Despedí 2018 llorando, sabiendo que perdía al amor de mi vida. Le lloré todos los días, tardes y noches. Le supliqué mil perdones y deseé cada hora su vuelta”, confiesa Varela.

Centenares de noches en vela. Sufrimiento inconmensurable. Aislamiento del mundo. Dolor a la gente que me rodeaba. Incomprensión del prójimo, terapias y medicaciónDiscusiones sin finDolor, dolor y más dolor. He despedido 2019 llorando sabiendo que ya no podré recuperarle”, es la sorprendente confesión de la lingüista.

Lloro en este 2020 por perder al amor de mi vida, al que escogí como padre de mi hijo, a mi mejor amigo, a mi apoyo incondicional, a mi alma gemela, a mi amante fiel, a mi eterno defensor, a mi paciente protector, a mi infatigable luchador por mí, a mi sueño de familia ideal. No he perdido a una persona en mi vida, he perdido parte de mí misma en él”, revela también Varela en su profunda reflexión.

Su texto se cierra con la misma rotundidad que contemplan el resto de líneas del mismo: “Hay cosas que el tiempo no puede curar, ni ocultar, ni cicatrizar. Hay heridas eternasHay amores que no mueren. Hay personas que no se olvidanHay momentos que no se superanHay errores que no se perdonan. La felicidad ni se busca ni se alcanza ni se encuentra, se construye. La vida son batallas; a veces hay que luchar y otras hay que saber rendirse. Y yo me rindo”.

 


 

Despedí 2018 llorando sabiendo que perdía al amor de mi vida. Le lloré todos los días, tardes y noches. Le supliqué mil perdones y desee cada hora su vuelta. Centenares de noches en vela. Sufrimiento inconmensurable. Aislamiento del mundo. Dolor a la gente que me rodeaba. Incomprensión del prójimo, terapias y medicación. Discusiones sin fin. Dolor, dolor y más dolor. He despedido 2019 llorando sabiendo que ya no podré recuperarle. Lloro en este 2020 por perder al amor de mi vida, al que escogí como padre de mi hijo, a mi mejor amigo, a mi apoyo incondicional, a mi alma gemela, a mi amante fiel, a mi eterno defensor, a mi paciente protector, a mi infatigable luchador por mí, a mi sueño de familia ideal. No he perdido a una persona en mi vida, he perdido parte de mí misma en él. Hay cosas que el tiempo no puede curar, ni ocultar, ni cicatrizar. Hay heridas eternas. Hay amores que no mueren. Hay personas que no se olvidan. Hay momentos que no se superan. Hay errores que no se perdonan. La felicidad ni se busca ni se alcanza ni se encuentra, se construye. La vida son batallas; a veces hay que luchar y otras hay que saber rendirse. Y yo me rindo.

Una publicación compartida de  Mireia Varela (@mireiavarela) el 


 

Es la parte más oculta del pasado de Rufián, a quien la política le ha sonreído y que sí ha podido rehacer su vida en el terreno personal. Algo de lo que, hasta ahora, no ha podido presumir Mireia Varela. A tenor de su ya comentada publicación en las redes sociales, está dispuesta a cerrar por fin, como parece que ya hizo su expareja, un capítulo tan alegre primero como doloroso más tarde. Con un fundido a negro metafórico para hacer borrón y cuenta nueva.

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar