La fiscal general del Estado dice que en España en el siglo XXI "no hay presos políticos"

En la apertura del año judicial, María José Segarra ha afirmado que "las legítimas aspiraciones de una parte de la sociedad" catalana "deben ser encauzadas a través del ordenamiento jurídico".

 

Agencias

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:20

La fiscal general del Estado, María José Segarra, subraya que en España en el siglo XXI "nadie es perseguido por sus ideas", sino por la presunta comisión de hechos delictivos, por lo que "no puede hablarse de presos políticos".

Segarra se pronuncia así en la Memoria de la Fiscalía relativa al año 2017 en relación con el proceso secesionista, cuyos responsables serán juzgados próximamente en el Tribunal Supremo.

Un "verdadero desafío", a juicio de la fiscal general, quien reitera el compromiso del Ministerio Fiscal con el Estado de Derecho y con la defensa de la legalidad constitucionalmente establecida.

"La ley nos vincula a todos, porque sin ley no hay democracia", recalca la máxima responsable de la Fiscalía, quien no obstante tiene claro que las garantías procesales amparan a toda la ciudadanía, "y el Ministerio Fiscal velará por su estricto cumplimiento".

Segarra expresa su respeto a todos los fiscales que, de una u otra forma, ejercen "la difícil labor profesional de ofrecer una adecuada respuesta penal ante los graves hechos sucedidos en Cataluña en los últimos meses".

Y promete especial firmeza "frente a cualquier intento de condicionar, personal o profesionalmente" a los fiscales que ejercen sus funciones en Cataluña, "a quienes quiero mostrar un apoyo absolutamente inequívoco".

Además, ha afirmado que "las legítimas aspiraciones de una parte de la sociedad" catalana "deben ser encauzadas a través del ordenamiento jurídico" y que "no puede haber excepciones" al cumplimiento de la ley.

En su discurso de apertura del año judicial, Segarra ha dedicado una palabras al proceso independentista catalán y ha recordado que durante el año 2017 se asistió en esa comunidad a un "desbordamiento del orden constitucional y estatutario, impidiendo el cumplimiento de las resoluciones administrativas y judiciales".

Estas actuaciones se encontraron, ha dicho, con "la firme actuación" de las instituciones del Estado de Derecho y de la Fiscalía y, en ese sentido, ha sostenido que la ley representa el consenso social "que posibilita la superación de las tensiones que, inevitablemente, se provocan en las modernas estructuras sociales".

Por ello, ha defendido que las aspiraciones independentistas catalanas se deben encauzar a través de la ley.

"No hay nada más democrático que la ley, porque la ley nos vincula a todos", ha dicho al respecto para parafrasear a un juez británico que señaló: "No importa cuán elevado estés, la ley siempre estará por encima".

"No puede haber excepciones a esta regla, porque lo contrario supone la quiebra misma de la propia democracia", ha afirmado acto seguido.

La fiscal general ha indicado que España tiene "un sistema judicial fuerte, sólido, al servicio del Estado de Derecho y un Ministerio Fiscal que actúa con absoluta autonomía y solamente al servicio del principio de legalidad".

Finalmente, Segarra ha mostrado en el acto, presidido por el Rey Felipe VI, su "respeto" a los procesionales de la justicia y, en particular, a los fiscales que ejercen en Cataluña la "difícil labor" de dar una "adecuada respuesta a la grave situación" que se ha generado en la comunidad.

"Seré especialmente firme frente a cualquier intento de condicionar, personal o profesionalmente, a quienes ejercen sus funciones en esta comunidad. A todos quiero mostrar un apoyo absolutamente inequívoco", ha zanjado.

Lo más