¿Qué precauciones hay que tener al volante ante un mal temporal?

Con el frío llegan las nevadas y ,con ello, un factor de riesgo para la conducción. Este domingo ha habido 37 provincias en aviso por riesgo de nevadas, viento y lluvia. Te damos las principales claves para tener precaución al volante ante situaciones climatológicas adversas.

El temporal deja a 37 provincias de España afectadas

EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:52

Con la llegada del mal temporal hay que tomar una serie de precauciones y medidas para que la conducción no nos suponga un factor de riesgo grave ante las condiciones meteorológicas adversas como la nieve, hielo, lluvia, viento y niebla. La precaución al volante debe acentuarse durante esta época del año, especialmente para asegurar una correcta conducción en la carretera. Para ello, te damos los principales consejos y precauciones que hay que tener estos días donde la nieve se apodera de una gran parte de España.

Antes de todo, debemos tener en cuenta:

- La nieve: que junto al humo y el asfalto forma una masa deslizante muy perjudicial para los vehículos.

El viento: las rachas de viento en muchas ocasiones son impredecibles, para ello, hay que mantener siempre una sujeción firme al volante así como moderar la velocidad de conducción.

Las placas de hielo: no hay que confiarse, pueden aparecer en días anticiclónicos también. Son difíciles de apreciar en las carreteras aunque más frecuentes durante las primeras y últimas horas del día o bajo los puentes. Conducir con una temperatura exterior al coche que no supere los 4º es un indicativo de que puedan aparecer placas de hielo o nieve.

Basta con dedicarle un poco de tiempo a nuestro vehículo y repasar algunas normas básicas de seguridad para que la conducción ante un mal temporal sea menos peligrosa. Una vez que hayamos tomado nota de esos consejos, pasamos con las principales precauciones que hay que tener en cuenta.

1- Condicionar el coche para el frío

De esta forma se reducirán considerablemente los riesgos a los que nos expone la carretera en invierno. ¿No sabes cómo hacerlo? Fácil: asegúrate que las luces del coche sean óptimas para la conducción y no esté ninguna fundida, que los neumáticos y la goma del limpiaparabrisas no estén desgastados o deteriorados. También es conveniente comprobar el líquido de freno así como el agua, aceite del vehículo y la presión de las ruedas.

2-  ¿Cadenas para la nieve?

Siempre. Tener neumáticos de inviernos o cadenas metálicas o de tela en el maletero es imprescindible durante los meses de invierno ya que no sabemos en qué momento nos puede sorprender la carretera. Para evitar sorpresas de última hora se recomienda aprender cómo ponerlas con antelación.

3- Llevar el depósito lleno

Es una experiencia desagradable quedarse sin combustible al volante pero aún lo resulta más cuando ocurre en invierno puesto que las nevadas calificadas como intensas pueden afectar a la telefonía aumentando el riesgo de quedarnos incomunicados por un tiempo. Independientemente del mal temporal es recomendable, en la medida de los posible, llevar el depósito de combustible lleno ya que, de lo contrario, puede disminuir la vida útil del vehículo.

4- Para arrancar el coche es conveniente hacerlo con la segunda velocidad engranada pues ayuda a evitar que patinen las ruedas motrices. Por otro lado, a la hora de aparcar el vehículo es recomendable no echar el freno de mano al máximo porque si se congela costará mucho quitarlo, ayudemos con una marcha engranada mejor.

5- Estar informados del estado de las carreteras

Hoy en día con Internet no puede haber excusa a la hora de estar informados sobre cualquier suceso. Por ello, es conveniente informarnos antes de salir de casa, una práctica muy recomendable también será comprobar y ver cómo se encuentra nuestra ruta. Asimismo, hay numerosas aplicaciones móviles, como la que ha lanzado la DGT que nos informan tanto del estado de las carreteras como de las posibles vías alternativas que podemos tomar en caso de que nuestra ruta esté colapsada o en riesgo de nieve o hielo, entre otros.

6- Aumentar la distancia de seguridad y llevar siempre las luces encendidas

La distancia de frenada aumenta con el frío de la calzada puesto que resbala más. Es lógico que reduzcamos la velocidad y aumentemos la distancia de velocidad en condiciones meteorológicas adversas puesto que el vehículo va a necesitar más tiempo de lo estimado en detenerse. Del mismo modo, las luces tendrán que permanecer siempre encendidas para facilitar nuestra visibilidad ante la niebla, lluvia o nieve intensa.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo3

Cómo vivir la Semana Santa

Con Irene Pozo y Mons. Martínez Camino

Reproducir

Cómo vivir la Semana Santa

Con Irene Pozo y Mons. Martínez Camino

Escuchar

Especial de Semana Santa en Málaga

Escuchar

Unidos en COPE

Ver