ELECCIONES PSC (Actualización)

El PSC consolida la segunda plaza y promete trabajar contra el "bloqueo"

El PSC ha consolidado la segunda plaza que ya obtuvo en las elecciones generales del pasado 28 de abril y ha repetido los doce escaños, un resultado que usará para trabajar contra el "bloqueo político" en España y a favor de una "alternativa al independentismo" en el caso de Cataluña.,"El PSC ha demostrado que es un gran partido, un partido imprescindible para hallar una solución acordada que nos permita salir del callejón sin sa

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 01:54

(Actualiza la información con más datos)

El PSC ha consolidado la segunda plaza que ya obtuvo en las elecciones generales del pasado 28 de abril y ha repetido los doce escaños, un resultado que usará para trabajar contra el "bloqueo político" en España y a favor de una "alternativa al independentismo" en el caso de Cataluña.

"El PSC ha demostrado que es un gran partido, un partido imprescindible para hallar una solución acordada que nos permita salir del callejón sin salida en el que nos ha situado el independentismo", ha asegurado el líder del PSC, Miquel Iceta.

Iceta ha sido el encargado de analizar los resultados de los socialistas catalanes en la sede del PSC, en Barcelona, donde ha comparecido acompañado por los presidentes y candidatos al Congreso y al Senado, Meritxell Batet y Manuel Cruz, respectivamente.

En su intervención, el dirigente socialista ha apreciado los resultados cosechados por las candidaturas socialistas "en un contexto "especialmente difícil", refiriéndose de forma indirecta a la proximidad de los comicios a la publicación de la sentencia del 'procés'.

Pese a esta lectura positiva, el PSC no ha conseguido cumplir los objetivos que se marcó inicialmente para el 10N: han retrocedido en porcentaje de voto -del 23,2 al 20,5 %- y tampoco han superado a ERC, que ha vuelto a ganar.

Sobre la pugna con los republicanos, las expectativas de los socialistas se dispararon cuando la CUP anunció que por primera vez se presentaría a unas elecciones generales, pues consideraron que la fragmentación del voto independentista podía restar apoyos a ERC, que en abril les superó por 57.000 votos.

Sin embargo, a medida que se acercaba la cita electoral, la perspectiva de ser primeros se fue alejando y, finalmente, con más del 99 % del voto escrutado, la distancia entre ambos se ha ensanchado -casi 80.000 votos- y, aunque los republicanos han perdido dos escaños -de 15 a 13-, siguen teniendo uno más que el PSC.

Más allá de valorar los resultados propios, que les sitúan como primera fuerza no independentista en Cataluña, Iceta también ha querido destacar la "preocupación" que suscita entre las filas socialistas "el ascenso de la extrema derecha".

"Blanquear a la extrema derecha es siempre una opción equivocada. Atizar la antipolítica beneficia siempre a la extrema derecha. Esperamos que el PP y sobre todo Ciudadanos saquen las consecuencias oportunas", ha subrayado.

La campaña del PSC ha estado marcada por la ausencia de su cabeza de lista, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que no ha intervenido en ningún acto porque los médicos le prescribieron reposo tras un episodio de vértigo.

Lo más