Boletín

A Borrell no le consta que la CIA esté implicada en el asalto a la embajada norcoreana

El pasado 22-F un grupo de hombres irrumpía en la sede diplomática y robó varios equipos informáticos

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:42

¿Qué ocurrió en la embajada de Corea del Norte en España el pasado 22 de febrero? Casi un mes después, las investigaciones no determinan qué está detrás de la acción protagonizada por diez desconocidos, que golpearon e interrogaron a ocho personas que se encontraban en esa delegación situada en un chalet a las afueras de Madrid.

Este miércoles, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell ni confirmaba ni desmentía las últimas informaciones que se han conocido sobre el asalto. "No tenía ayer cuando salí de Madrid esta información que aparece en algún medio de comunicación. Desconozco su origen y su verosimilitud y, si la tuviera, no se la podría comentar", señalaba en referencia a la noticia publicada  por el diario El País sobre la supuesta vinculación de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense con el asalto a la embajada. La respuesta del ministro añade, por tanto, misterio al dato más que inquietante que publica este medio.

Según esta información, dos de los diez asaltantes pistola en mano, -aparentemente falsa-, llegaron a maniatar, poner capuchas en la cabeza y golpear a la decena de personas que ocupaban la sede diplomática. Todos ellos tendrían ademas vínculos con al CIA. Luego huyeron con material informático, terminales telefónicos y documentación, datos que ya se adelantaron en su momento. Fuentes policiales y con acceso a los servicios de inteligencia no dan crédito. De ser así, estaríamos ante un verdadero 'escándalo', afirman a COPE.

A la CIA se la conoce en el argot español como los 'primos'. Más que de relación próxima-  hablan estas fuentes - se trata de una relación íntima. Lo normal es que un golpe de esas características se dé siempre con el visto bueno del servicio anfitrión. Y eso, se descarta.

El CNI participa en la investigación junto con la Comisaria General de Información de la Policía. También cabe la posibilidad de que este tipo de trabajos los encarguen los servicios extranjeros a personas interpuestas. Las investigaciones las mantiene abiertas de oficio la Audiencia Nacional, pero de momento el misterio y el enredo es máximo.

Lo más