12 de octubre, día de la Fiesta Nacional que molesta a Podemos y a los independentistas

En 2015, la formación de Pablo Iglesias anunciaba que convocaría un referéndum vinculante si ganaban las elecciones

Pablo Iglesias junto al exjefe del Estado Mayor de la Defensa José Julio Rodríguez.

 El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias junto al exjefe del Estado Mayor de la Defensa José Julio Rodríguez. EFEJuan Carlos Hidalgo

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 01:29

Un anuncio en rueda de prensa de la entonces número tres de Podemos, ahora en Más País con Errejón, Carolina Bescansa. La portavoz de la formación morada explicaba el 13 de octubre de 2015 que si ganaban las elecciones  generales que se iban a celebrar el 20 de diciembre de ese mismo año, las primeras a las que concurría como partido político, Podemos, consultarían a la gente (como referencia a los españoles) si querían que se siguiera celebrando el 12 de octubre la Fiesta Nacional.

"Sobre la cuestión de la Fiesta del 12 de octubre, nosotros somos siempre respetuosos con todas la fiestas. Ahora bien, creemos que hay muchas fechas en el calendario de nuestro país que la gente podría querer elegir para celebrar la Fiesta Nacional. Las fiestas deben de ser momentos de encuentro y, por tanto, creemos que son espacios en donde la gente debería tener la posibilidad de decir qué fechas de nuestro calendario, qué acontecimientos de la historia de nuestro país le parecen más significativos, más relevantes y creen que puede tener más sentido celebrar. Estamos abiertos y creemos que es un espacio en que la participación tiene todo el sentido" decía, hace cuatro años, Carolina Bescansa.

Las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015, las decimosegundas que se celebraban en España desde la Transición y las primeras con Felipe VI como rey, las ganó el Partido Popular con Mariano Rajoy al frente. Podemos obtuvo 42 diputados.

Eliminar el desfile del 12 de octubre

Para Podemos y sus socios de IU y las mareas, el desfile del 12 de octubre es innecesario y supone "un gasto desproporcionado". Por ello, el 11 de octubre de 2016, presentaban en el Congreso de los Diputados una Proposición no de ley para eliminar el desfile del 12 de octubre que suponía para el presupuesto del Ministerio de Defensa aquel año, 800.000 euros.

Un gasto que los partidos firmantes del documento consideraban "desproporcionado" y más en tiempo de grave crisis económica y reclamaban que ese dinero se podría destinar a necesidades "más acuciantes" que a un desfile castrense.

A esto se une que el desfile es una fiesta con claras connotaciones "franquista" y por tanto "vieja" según Unidas Podemos, sus confluencias catalana y gallega. Calificativos a los que se unen el PNV, los independentistas catalanes de ERC y el PdeCAt y Compromís que todos los años se desmarcan del desfile del día de la Fiesta Nacional.

Este sábado 12 de octubre tampoco veremos en la tribuna de autoridades e invitados a los responsables de estas formaciones que consideran suficiente un solo desfile  para homenajear a los Ejércitos y que para eso ya existe el Día de las Fuerzas Armadas.

Lo más