La mutación de Iglesias en la vicepresidencia: de "repudiar" a Dolores Delgado a "defender" su nombramiento

El vicepresidente segundo del Gobierno ha defendido también las conversaciones de Sánchez con el inhabilitado president de la Generalitat, Quim Torra

La mutación de Iglesias en la vicepresidencia: de repudiar a Dolores Delgado a defender su nombramiento

 

AgenciasCOPE.es

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 02:04

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y de Agenda 2030, Pablo Iglesias, ha respaldado y asumido como propia la propuesta de la exministra de Justicia Dolores Delgado como fiscal general del Estado, y se ha mostrado convencido de que actuará con "autonomía".

En una entrevista en Antena 3, Iglesias ha pedido "prudencia" a quienes la critican y ha añadido que, si hay algo antiestético, no es a su juicio la propuesta por parte de Pedro Sánchez, sino que "la derecha, que ha tratado de manipular a los fiscales... plantee críticas al Gobierno".

"Creo que la señora Delgado, como cualquier funcionario público, merece una oportunidad (para) demostrar que efectivamente la Fiscalía actúa con principios de autonomía y respetando la legalidad vigente", ha indicado Iglesias.

Y ha añadido que "todos los jueces y los fiscales tienen su ideología, como es normal en democracia", a propósito de que Dolores Delgado sea diputada del PSOE.


 



 


Un cambio de opinión que no ha dejado indiferente a nadie. El propio secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, ha subido un vídeo a su cuenta de Twitter en el que aparece un Pablo Iglesias con un discurso muy diferenciado del que ha tenido este martes.


 


EL AVISO DE SÁNCHEZ

Iglesias ha revelado también que el presidente del Gobierno sí le avisó previamente de que habría cuatro vicepresidencias, tal y como Podemos planteó -según ha dicho- en la negociación de este verano. "Para mí es un honor compartir rango con tres mujeres muy brillantes de las que tengo mucho que aprender", ha abundado.


 


CATALUÑA

Con respecto a Cataluña, el vicepresidente segundo del Gobierno ha afirmado que Pedro Sánchez debe hablar con Quim Torra, "president porque los ciudadanos catalanes así lo han decidido", y ha incidido en que en estos años "se ha demostrado que el conflicto en Cataluña no se resuelve por la vía judicial".

A ese respecto ha dicho que esa vía "está haciendo mucho daño a la imagen de España en Europa". "A día de hoy estamos en una situación absurda: resulta que el señor Comín y el señor Puidemont son eurodiputados que ejercen libremente su actividad y el señor Junqueras está en la cárcel, y es evidente que hicieron exactamente lo mismo", ha expuesto Iglesias.


 


"Lo que ha ocurrido es que muchos tribunales europeos han quitado la razón a nuestros jueces. Eso es una humillación para el Estado español", ha afirmado el vicepresidente segundo del Gobierno, una situación que demuestra en su opinión que "la gestión apasionada de la derecha del conflicto catalán no ha traído soluciones".

"Hace falta más un poquito más de inteligencia política y un poquito menos de pasión", ha indicado Iglesias, "convencido" de que cuando se ponga en marcha la mesa de diálogo todos los actores asumirán que tienen que ceder dentro de la legalidad.

"Y en este país es perfectamente viable que haya consultas en un solo territorio", ha indicado.


 


IRENE MONTERO

Por otro lado, ha lamentado que se critique a las mujeres por compartir responsabilidades con sus parejas y ha reconocido que a él nunca le han cuestionado, pero sí a Irene Montero.

"A mí nadie me ha dicho que no puedo estar en el Gobierno y a Irene Montero sí, eso revela la necesidad de que haya un Ministerio de Igualdad", ha argumentado en declaraciones en Antena 3 Iglesias, para quien esas críticas "solo operan con las mujeres".

Para el vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales "es grave que se cuestione la idoneidad de una mujer para ocupar un cargo público" por sus relaciones personales y ha recordado que existen parejas en los medios de comunicación, en las empresas, en Vox, PP, PSOE e incluso entre personas de diferentes partidos políticos.

"Hay que normalizar" estas situaciones, ha insistido Iglesias. 

Iglesias también ha dicho que no le cuesta "para nada" acostumbrarse a que le llamen vicepresidente sino que es un "honor" para él ese puesto que, ha dicho, añade más trabajo y más responsabilidad pero no le quita el sueño, a diferencia de lo que sucede por las noches con sus hijos pequeños.

Lo más