JUICIO PROTESTA

Mossos y Policía se contradicen sobre dispositivo en el "escrache" a Montoro

Agentes de los Mossos d'Esquadra y de la Policía Nacional se han contradicho hoy en el juicio sobre el "escrache" al exministro de Hacienda Cristóbal Montoro al salir de un mitin en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), al discrepar sobre el dispositivo de seguridad que aplicaron ante un grupo "violento".

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 17:37

Agentes de los Mossos d'Esquadra y de la Policía Nacional se han contradicho hoy en el juicio sobre el "escrache" al exministro de Hacienda Cristóbal Montoro al salir de un mitin en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), al discrepar sobre el dispositivo de seguridad que aplicaron ante un grupo "violento".

En la sección quinta de la Audiencia de Barcelona se ha celebrado hoy la segunda sesión del juicio por este caso, en el que la fiscal pide penas de hasta ocho años de cárcel para seis jóvenes por atacar a la comitiva del PP tras un mitin, el 21 de mayo de 2014, de la campaña de las elecciones europeas, arrojando piedras y dando patadas y golpes a los vehículos en que iban el exministro Montoro y la entonces líder del PP catalán Alicia Sánchez-Camacho.

La mayoría de los mossos que han testificado hoy ante el tribunal han coincidido en señalar que los concentrados mostraron una actitud violenta y que arrojaron piedras contra la comitiva oficial e incluso uno de ellos, que fue detenido ese mismo día, intentó abrir la puerta de uno de los coches.

Los agentes también han negado la versión de los acusados, que ayer alegaron que el vehículo oficial se les abalanzó, y han asegurado que fueron los concentrados los que se tiraron encima de la comitiva para impedir su paso.

Uno de los agentes, que fue quien se abalanzó sobre el acusado que trataba de abrir la puerta de uno de los coches de la comitiva oficial, ha reconocido ante el tribunal que en el dispositivo de seguridad hubo "falta de coordinación", ya que los escoltas de Montoro y Camacho, de la Policía Nacional, no les avisaron de que cambiaban el punto de salida para abandonar el lugar por un puerta lateral.

Según este agente, con una mayor "coordinación" policial "posiblemente" se hubiese podido evitar los incidentes de hace cuatro años, en los que, según ha dicho, los concentrados coreaban consignas a favor de los "presos políticos".

Este agente ha indicado, al igual que varios de sus compañeros, que los Mossos habían establecido un cordón de seguridad ante la salida principal del recinto donde se celebró el mitin, aunque ha afirmado que no podía precisar si fue suficiente, ya que el número de los concentrados triplicaba a los efectivos desplegados. "Fue un caos", ha admitido.

No obstante, ha insistido que la previsión era que las autoridades saliesen por el punto por donde habían entrado -la puerta principal-, que es donde los Mossos habían establecido un cordón de seguridad, y que fue el equipo del ministro el que decidió salir por la puerta lateral, que no estaba "protegida".

"Nosotros teníamos órdenes de que por allí no saldría nadie", ha agregado otro mosso, en referencia a la puerta lateral. Además, ha apuntado que no se comunicó a los Mossos el cambio de estrategia.

Por contra, uno de los agentes de la Policía Nacional que se encontraba en el lugar, como escolta de Sánchez-Camacho, ha indicado que a la hora de salir un mando de la Policía les indicó que los Mossos abrirían un pasillo por el acceso principal, pero que cuando salieron del local vieron que "nadie abría ese pasillo".

Por ese motivo, tuvieron que estar unos minutos parados, momento en el que los concentrados les arrojaron todo tipo de objetos, ante lo que se decidió "dar marcha atrás", para que la comitiva saliera por el acceso lateral, que daba a una calle peatonal.

A la pregunta de si el dispositivo de Mossos fue suficiente, el agente de la Policía Nacional ha indicado que para salir del lugar "no hubo dispositivo", ya que no les hicieron el "pasillo" acordado.

Un policía local de Vilanova ha corroborado la versión de este agente de la Policía Nacional y ha testificado también ante el tribunal que no había ningún cordón policial en la puerta principal.

A diferencia de alguno de los Mossos, que han asegurado ante el tribunal que los concentrados arrojaron piedras, algunas de ellas de grandes dimensiones, a los vehículos oficiales, el agente de la Policía Nacional ha asegurado que las piedras que lanzaron eran "pequeñitas, de jardín", como gravilla.

Los mossos han identificado en el juicio a uno de los acusados, José Miguel D.C., como el que agredió al agente que impidió que abriera la puerta de un vehículo oficial que estaba aporreando con una bandera, y que fue detenido poco después a escasos metros.

También han identificado al acusado Joan D. como el que llevó el megáfono desde el que se difundieron insultos a los dirigentes del PP, pero los agentes no han podido corroborar que este acusado llevara este aparato durante las dos horas que duró la protesta.

Respecto a la mayoría de los otros acusados -los seis a quien la fiscalía pide cárcel y otros tres inculpados únicamente por la acusación particular-, los policías que han testificado hoy únicamente han podido afirmar que se encontraban en el lugar, sin precisar cuál fue en concreto su actuación.

El juicio por este caso proseguirá mañana en la Audiencia de Barcelona con la testifical por videoconferencia del exministro Cristóbal Montoro y la exlíder del PP catalán Alicia Sánchez-Camacho. EFE.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Lo más