Las piedras y los silbidos no logran silenciar al constitucionalismo en Alsasua

Albert Rivera ha pronunciado su discurso entre abucheos, silbidos y ruido de campanas

España Ciudadana celebra en Alsasua un acto de apoyo a la Guardia Civil

Guardia Civil y Policía Foral frente a una manifestación contra 'España Ciudadana' EFE

COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 05 nov 2018

Los nacionalistas vascos se han conjurado para boicotear el acto de España Ciudadana en Alsasua, pero no han podido evitar que las voces de los constitucionalistas se hicieran oír, a pesar de sus intentos por silenciar a Albert Rivera, Fernando Savater y el resto de asistentes.

En el acto político convocado por la plataforma España Ciudadana, y al que han asistido dirigentes del PP y Vox, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido que se reconstruya "el proyecto común español" y el "constitucionalismo del siglo XX", en un día que servía de homenaje a la Guardia Civil, y a los dos agentes que fueron agredidos junto a sus parejas hace dos años por un grupo de radicales independentistas en un bar de la localidad navarra.

El líder de Ciudadanos ha llegado apoyado en muletas y recibido por los asistentes al grito de "presidente, presidente". Ha asegurado que no podía permitir que la lesión que sufrió jugando al tenis le impidiera acudir al acto, que estaba previsto hace más de un mes. 

Han estado presentes en representación del PP su portavoz en el Senado, Ignacio Cosidó, y por parte de VOX su presidente, Santiago Abascal, José Antonio Ortega Lara e Iván Espinosa de los Monteros.

Ignacio Cosidó ha asegurado que "es positivo que todos los partidos que defendemos la Constitución, España y una Navarra española estemos juntos". Y además, ha remarcado que "le hubiera gustado ver a otro partido aquí que no está y debería estar", en una referencia velada al PSOE.

También ha estado presente el escritor y filósofo Fernando Savater, que ha asegurado que las fuerzas de seguridad son las encargadas de defender a la ciudadanía, pero también ha pedido superar "terruños" y pensar en la ciudadanía europea, que "es la copia de seguridad de las ciudadanías nacionales y de que estas defiendan los derechos fundamentales".

Por su parte, Beatriz Sánchez, como víctima de ETA, ha reclamado que se "conozca la verdadera historia de ETA en la que las victimas
son las protagonistas, que se les haga justicia y, se les dignifique", y ha pedido además que los presos de la banda "cumplan sus condenas íntegras, sin beneficios de ningún tipo, porque si ETA se ha disuelto ha sido gracias al trabajo de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, que tantos compañeros han dejado en el camino".

Los independentistas han intentado boicotear este acto de homenaje a la Guardia Civil, y lo han hecho entre sonidos de sirenas y repicar de las campanas de la iglesia que se encuentra en la Plaza de los Fueros de la localidad, donde se estaba desarrolando el mitin. 

Mientras tanto, las asociaciones abertzales han convocado una contramanifestación que, gracias a la labor de la Policía Foral, no ha llegado hasta el lugar donde se estaba celebrando este acto de España Ciudadana en Alsasua. Aún así, se han vivido momentos de tensión, dada la hostilidad de los cien manifestantes abertzales, que lanzaban consigunas como "fuera de aquí" o "fuera fascistas". Los radicales independentistas han lanzado piedras contra el coche de Albert Rivera.

En otra plaza de la localidad, la asamblea de vecinos de Alsasua ha celebrado un acto de protesta pacífico con "actividades lúdicas y culturales" como manera de rechazar el acto constitucionalista.

Lo más