JUSTICIA REFORMAS (Actualización)

Justicia presenta innovaciones para facilitar el trabajo a jueces y fiscales

El Ministerio de Justicia ha presentado este martes tres innovaciones informáticas todavía en pruebas que serán aplicadas a partir de enero de 2020 en los distintos órganos judiciales con el objetivo de facilitar, mediante el ahorro de tiempo y energía, el trabajo de jueces y fiscales.,En un acto en la sede ministerial, el secretario de Estado de Justicia, Manuel Jesús Dolz, y la directora general de Modernización de la J

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:24

(Actualiza la NA2066 con más datos y declaraciones)

El Ministerio de Justicia ha presentado este martes tres innovaciones informáticas todavía en pruebas que serán aplicadas a partir de enero de 2020 en los distintos órganos judiciales con el objetivo de facilitar, mediante el ahorro de tiempo y energía, el trabajo de jueces y fiscales.

En un acto en la sede ministerial, el secretario de Estado de Justicia, Manuel Jesús Dolz, y la directora general de Modernización de la Justicia, Sofía Duarte, han dado a conocer la Calculadora 988, la firma con tinta digital y una herramienta que transforma en texto las grabaciones de lo declarado ante los tribunales.

El primer instrumento es una calculadora virtual capaz de sumar al momento, una tras una, las sentencias condenatorias que pesan sobre una persona para establecer cuánto tiempo debe pasar en la cárcel, y viene a sustituir el conteo a mano tradicional.

Recibe su nombre del artículo 988 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que recoge la forma de actuar en un proceso con resoluciones previas para fijar un tope en el cumplimiento de penas.

Una herramienta que será aplicada de manera progresiva a lo largo del próximo año y atraviesa una fase de ensayos en la Fiscalía Provincial de Madrid, así como en el Ministerio Fiscal y la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

La firma manuscrita permitirá a los ciudadanos rubricar en tabletas digitales cualquier documento cuando sean citados en una comparecencia, del mismo modo que si estuvieran realizando una compra en un establecimiento.

Respecto a la conversión en texto de las vistas, se trata de una aplicación que pondrá por escrito, a disposición de jueces, fiscales y abogados, el desarrollo oral de un acto judicial.

Dolz ha hecho hincapié en el ahorro de "energía intelectual" que supondrá para los jueces disponer de este paquete de aplicaciones, en especial a la hora de determinar con precisión, sin hacer ya "la cuenta de la vieja", la pena de cárcel que un preso con varias sentencias acumuladas ha de cumplir.

Con experiencia como fiscal del Supremo, Dolz ha recordado que durante las revisiones de actos llegó a descubrir "prolongaciones indebidas de prisión", una circunstancia que ha supuesto "un auténtico quebradero de cabeza" porque en numerosos casos se ha vulnerado "el derecho fundamental a la libertad".

El secretario de Estado ha subrayado que la transformación digital es imparable porque la inteligencia artificial puede beneficiar en el día a día de la justicia a través de algoritmos sujetos a criterios éticos y de transparencia.

Ha añadido que las nuevas técnicas posibilitarán un trabajo eficaz lejos de las cuestiones repetitivas y mecánicas que puede ejecutar un ordenador para dejar paso a una "mayor actividad creativa" del Derecho.

Dolz ha precisado que así ve cumplida una de las metas que había fijado al llegar al Ministerio, antes de resaltar el "absurdo" que supone que en una "justicia moderna y del siglo XXI" faltaran dichas herramientas.

Por su parte, la responsable del área de Modernización ha aprovechado la breve explicación de cada una de las aplicaciones para resaltar que si bien estas novedades no sustituyen a los modos comunes de trabajar en la carrera judicial, sí servirán de "auxilio" a los juzgados, fiscalías y demás funcionarios de la Administración.

Duarte ha invitado a las comunidades autónomas que tienen transferidas las competencias en materia de justicia para que se sumen a este proyecto del Ministerio.

Lo más