CRISIS CATALUÑA

Junqueras dice que el juicio "no irá de leyes" porque quiere ser un "castigo"

El exvicepresidente de la Generalitat y presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha afirmado hoy estar preparado para afrontar un juicio que "no será justo" ya que, ha dicho, "esto no va de leyes" sino que solo quiere ser "un castigo" para los independentistas procesados.,Hoy se han conocido los escritos de acusación de la Fiscalía contra los dirigentes independentistas procesados, que acusa a los líderes del proceso soberanista de un delito de rebe

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 20:42

El exvicepresidente de la Generalitat y presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha afirmado hoy estar preparado para afrontar un juicio que "no será justo" ya que, ha dicho, "esto no va de leyes" sino que solo quiere ser "un castigo" para los independentistas procesados.

Hoy se han conocido los escritos de acusación de la Fiscalía contra los dirigentes independentistas procesados, que acusa a los líderes del proceso soberanista de un delito de rebelión y pide 25 años de prisión para el exvicepresidente Oriol Junqueras; 17 años para los Jordis y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell; y 16 años para cada uno de los cinco exconsellers presos.

La Abogacía del Estado, dependiente del Gobierno, pide 12 años de cárcel para Junqueras; 11 años y medio para 5 exconsellers; 10 años para Forcadell; y 8 años para los 'Jordis', todos acusados de un delito de sedición en un gesto en el que se desmarca de la Fiscalía.

En una concentración convocada frente al centro penitenciario de Lledoners por la Asamblea de trabajadores para la Defensa de las Instituciones Catalanas (ADIC), Junqueras ha asegurado a través de una carta escrita hoy y que ha leído una amiga de su familia que, cuando se cumple un año de su ingreso en prisión, es "inmensamente más fuerte" que cuando fue encarcelado.

"Este proceso no es fácil, rápido ni indoloro, pero será invencible", ha señalado, y ha dicho que "la cárcel será probablemente su peor decisión, porque será su derrota".

Además, ha añadido: "La cárcel no es solo que pueda acabar siendo útil, es que seguramente es indispensable para que el mundo abra los ojos y se dé cuenta del Estado al que nos enfrentamos".

Ha aseverado que no se ha movido "ni un milímetro" de sus objetivos políticos, especialmente el de la independencia y ha agregado que "en los Estados democráticos la prisión no es ninguna excepcionalidad".

Junqueras ha afirmado que los dirigentes encarcelados y los que huyeron al extranjero hicieron un referéndum, en alusión al 1 de octubre de 2017, y asumen las consecuencias de ello "con toda a determinación".

"Sabíamos que esto podía ocurrir, porque conocíamos el rostro de este Estado", ha dicho, y ha añadido: "Nunca pediremos perdón por querer que los catalanes decidan su futuro".

El ex conseller Joaquim Forn, en una carta escrita ayer y que también se ha leído en el escenario, ha afirmado que la cárcel ha hecho a los dirigentes independentistas ser "más fuertes".

"Iremos a juicio con la cara bien alta, sabiendo que a nuestro lado se encuentra un país entero", ha indicado: "Nuestro esfuerzo, nuestro sacrificio, no será en vano. (...) Nuestra lucha será larga y dura pero obtendremos la recompensa más grande: luchar por la causa más grande, la de la libertad".

El expresident Puigdemont y el resto de exconsellers en el extranjero le han dicho a los presos, en otra misiva, que su "sacrificio no será en vano", sino que será "el precio" de la "dignidad colectiva" del pueblo catalán.

Han indicado que "el franquismo sigue bien vivo" y han finalizando diciendo que "es hora de pasar de la indignación a la acción".

El exdiputado Lluis Llach, por su parte, ha indicado a los actuales diputados independentistas que "no se puede admitir nada más que la unidad estratégica", y ha dicho que "está llegando el momento" de "llenar las calles para vaciar las cárceles".

También ha tomado la palabra en este acto el abogado de la exconsellera Clara Ponsatí, Aamer Anwar, que ha afirmado que "las democracias pacíficas no tienen presos políticos" y que el Estado "actúa con el espíritu de Franco".

Lo más