EN TRECE

Juan Baño: "ETA no es nadie, vamos a asistir a la desaparición de la nada"

COPE.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 21:04

El jefe de Interior de la Cadena COPE, Juan Baño, ha analizado en el programa 'Al Día' de TRECE el anuncio de disolución de ETA dejando claro que los movimientos de ETA responden a que "ETA no es nadie, es la nada, y vamos a asistir a la desaparición de la nada", y que ahora lo que persigue la banda terrorista es librar la batalla de las cárceles con el acercamiento de los presos y a mejorar la situación penitenciaria.

El anuncio de la disolución, según Baño, supone que "la banda terrorista reconoce que el proyecto que diseñó en aquello que se llamó el Pacto de Aiete fue frustrado por los gobiernos español y francés". 

"Lo que propuso a hacer de cara a su final no lo pudo llevar a cabo y al final ha tenido que buscar una vía para dar por hecho y certificar lo que ya se había producido antes de decirlo ETA, su desaparición como organización terrorista y armada", porque -continúa Baño- ·el pulso de tú a tú que ha mantenido el Estado español con la ayuda de Francia, lo ganó España y Francia y ETA fue derrotada". 

Para el experto en la lucha antiterrorista, esto supone la segunda derrota de ETA: "Después de la derrota vino la segunda derrota, la del proyecto que había diseñado para la puesta en escena de su final, que quería que quedase como un acto de voluntad de la banda terrorista".

La de la puesta en escena de su final es otra derrota de ETA

"Pero como eso no es así, también se ha demostrado que el proyecto de final que la banda terrorista propuso también ha sido derrotado por la fuerza de los hechos, porque ya ETA no es nadie, es la nada, y vamos a asistir a la desaparición de la nada", subraya Juan Baño, quien considera que este final "hay que adornarlo con una serie de actos, que es una especie de Aiete II, que es lo que veremos este viernes". 

A partir de ahora, además de este intento de lavar su imagen con la escenificación de su final, ETA aspira por un lado "a tranquilizar un tanto a sus filas internas, que están todas en prisión prácticamente, con unos pocos huidos", y a hacer "algunos movimientos inteligentes que le permitan aspirar a mejorar la realidad de la banda terrorista, que son las prisiones".

"ETA quiere conseguir una suavización de la situación carcelaria de 300 internos que tiene entre Francia y España", asegura Baño, quien aventura que el Ministerio del Interior, "este y el que venga", lo va a tener "muy difícil para no hacer algunos movimientos una vez que la banda terrorista haya desaparecido". 

Ahora ETA tiene la batalla de la situación de los presos

Los movimientos a los que aspira la banda son, por un lado, "el acercamiento de presos", que "es una medida que ellos dan por hecha" pero  que "no va a ser tan fácil conseguir".

A su juicio, cuando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado confirmen que la banda ha dejado de existir, poner fin a la dispersión actual "es un desafío difícilmente materializable de cara a un medio plazo". 

Pero además de al acercamiento, Baño apunta a que "ETA aspira a más", ya que "aspira a mejorar la situación interna de las prisiones, los grados. Buena parte de los presos están en primer grado. Esa será la segunda batalla". 

Etiquetas

Lo más