Interceptados 663 kilos de cocaína entre plátanos en Pontevedra

El contenedor de plátanos fue descargado en el puerto de Marín de un barco que realizaba una ruta comercial entre América y Europa

Coche patrulla de la Guardia Civil

La Guardia Civil halla un millón de euros en metálico en una furgoneta accidentada y los ocupantes niegan ser sus dueños

Agencias

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 15:39

Agentes del Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) de Galicia y de la Unidad Central Operativa (UCO) de Madrid han interceptado 663 kilos de cocaína ocultos en un contenedor de plátanos que descargó en el puerto de Marín (Pontevedra) un barco que realizaba una ruta comercial entre América y Europa.

Según ha informado el instituto armado, organismos internacionales que se dedican a investigar el tráfico de droga fueron quienes alertaron de la llegada de la droga a Marín.

Esta información fue clave para encontrar este cargamento de droga, que fue localizado en la tarde de ayer miércoles.

El operativo fue desarrollado por agentes especiales contra el Crimen Organizado de la Unidad Central Operativa, bajo la coordinación de la Fiscalía Antidroga, que establecieron un dispositivo para abrir e inspeccionar un buque portacontenedores procedente de Sudamérica que transportaba, entre otras mercancías legales, un cargamento de plátanos.

Además, en la operación colaboraron también la Guardia Civil de Pontevedra y Aduanas.

Los investigadores tratan ahora de identificar a las personas que debían recibir este cargamento de droga en Marín, aunque por el momento no se han producido detenciones.

Es el segundo alijo que las autoridades incautan esta semana en un contenedor descargado en el puerto, tras el detectado el pasado lunes con cerca de 200 kilos de cocaína que estaban entre sacos de alubias procedentes de Sudamérica.

El barco en el que viajó este primer envío partió de Chile y, antes de llegar a Marín, hizo varios trasbordos en Panamá, Hamburgo y Algeciras.

Los investigadores creen que los responsables del envío y la empresa que lo transportaba desconocían que la droga iba camuflada entre su mercancía, ya que los narcotraficantes habrían roto el precinto y, posteriormente, introdujeron la droga sin levantar sospechas.

Etiquetas

Lo más