COPE

Historia de un Gobierno de coalición: así ha sido el primer año de Sánchez e Iglesias en el poder

En enero de 2019 Sánchez conseguía convertirse en el líder del Ejecutivo con Iglesias de vicepresidente tras amarrar los votos de los independentistas

Historia de un Gobierno de coalición: así ha sido el primer año de Sánchez e Iglesias en el poder

Redactor COPE.es

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 00:14

Las dos facciones del Gobierno han aprovechado este mes de enero, en el que la actividad parlamentaria es tradicionalmente inactiva, para hacer balance de su primer año dentro del mismo Ejecutivo. Y es que hace un año ya desde que PSOE y Unidas Podemos pusieran el pistoletazo de salida al primer Gobierno de coalición en España. Una fórmula muy experimentada en las comunidades autónomas, pero de la que poco se sabía en la primera línea política española, ya que nunca antes dos partidos de diferente color político se habían sentado en el mismo consejo de ministros.

Historia de un Gobierno de coalición: así ha sido el primer año de Sánchez e Iglesias en el poder

De esta forma, Pedro Sánchez conseguía convertirse en presidente tras casi pasar un año en funciones. Los apoyos de podemitas, soberanistas e independentistas permitieron que el candidato socialista pudiera ser escogido presidente electo dejando atrás meses de desgobierno. Todo a raíz de la falta de acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos en abril de 2019, que se prolongó durante varios meses y sumergió a miles de españoles en una inestabilidad institucional en nuestro país que desembocó en un adelanto electoral en noviembre.

El camino hacia la Moncloa

Un día después, precisamente, de los comicios del 10 de noviembre, y ante la sorpresa de la opinión pública, PSOE y Unidas Podemos dejaban de lado sus diferencias y ponían sello a un acuerdo con el que las dos formaciones iban a ser parte del mismo Gobierno. Desde ese momento, hasta enero, cuando se celebró finalmente la investidura, ambas formaciones se pusieron manos a la obra y buscaron apoyos en algunos partidos del arco parlamentario.

En concreto, buscaron el apoyo de partidos nacionalistas e independentistas, algo que consiguieron, fruto de un sinfín de cesiones. Con la conformación del Gobierno, también se destapaba una de las grandes incógnitas. Sánchez se arrodillaba ante Iglesias y permitía que este fuese vicepresidente del Gobierno, algo a lo que se había negado meses atrás.

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez

El inicio de la legislatura prometía ser un derribo a lo construido por el Ejecutivo de Mariano Rajoy durante ocho años de Gobierno. Cuatro años en minoría de la que iban a depender de sus socios vascos y catalanes. Todo esto quedó, sin embargo, en papel mojado cuando la pandemia irrumpía en los despachos de Moncloa y prometía ser, por encima de Cataluña y otros asuntos menesteres, en el único debate público relevante.

Sin embargo, todo lo acontecido durante este año es suficiente para hacer el primer análisis del gobierno de coalición. Ambas formaciones cumplen un año con las encuestas en su contra. Unidas Podemos sigue su tendencia a la baja, mientras que el PSOE y PP recortan distancias.

Balance de primer año del Gobierno

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Mucho se ha hablado en los últimos meses, y más en las últimas semanas, sobre las discrepancias que han demostrado tener ambas agrupaciones de forma pública como de forma interna. Algunos analistas lo explican como una forma que tiene Iglesias de hacerse notar dentro del Ejecutivo; otros, no en vano, alertan de la mala situación que corre ya el Gobierno de coalición en su primer cumpleaños.

Es lo que, por ejemplo, opina Alex Comés, director del estudio 'La Base'. "Hemos visto cómo se han hecho filtraciones algunas fueras de lugar, se han hecho visibles las discrepancias dentro del Ejecutivo, y sinceramente, si con un año del Gobierno está la cosa así, el pronóstico de cara a la durabilidad del Gobierno no es nada bueno", explica Comés. Una afirmación, demasiado pretenciosa para Daniel Vicente de Guisado, politólogo y analista político. A su juicio, a ninguno le interesa disolver y convocar elecciones.

Historia de un Gobierno de coalición: así ha sido el primer año de Sánchez e Iglesias en el poder

"Lo estamos viendo en otros países como Italia. Por muy grandes que sean las discrepancias internas, hay un enemigo peor para los gobiernos llamando a las puertas. PSOE y Unidas Podemos discutirán mucho, pero los dos se necesitan para gobernar y para evitar que la derecha gobierne. El PSOE aceptó que necesita a los morados para gobernar, y los morados aceptaron que necesitaban gobernar con el PSOE para sobrevivir", recalca.

Sobre el papel de las dos formaciones dentro del Gobierno, Comés reconoce que "ninguno ha conseguido imponer su agenda", por culpa de la covid-19. Algo que no ve con malos ojos Guisado, "ya que los partidos de coalición han tenido que aprender a marchas forzadas a dejar programas políticos y discusiones a un margen". No en vano, Comés recalca que este primer año de Gobierno ha hecho que algunos perfiles dentro del mismo Ejecutivo se hayan visto más fortalecidos.

Se cumple un año de la investidura de Sánchez marcada por la pandemia de coronavirus y las tensiones internas

E. Parra. POOL / Europa Press

"Algunos miembros del Gobierno del PSOE han tenido más visibilidad que otros", explica, ya que a su juicio, "algunos ministros y ministras que han quedado desdibujados". Es el caso, por ejemplo, del ministro de Universidades, Manuel Castells, del que poco o nada se sabe desde hace meses. Esto, en palabras de Daniel de Vicente, es la consecuencia que cada una de las dos formaciones tiene dentro del Gobierno. "El PSOE seguirá marcando el paso teniendo el 30% como horizonte, y los morados apostando por nuevos y posibles ejes de competición (República, derechos sociales) que les permitan competir en mejores condiciones en el futuro. El objetivo es llegar al 2023 con cierta fuerza", destaca.

Lo que sí está claro, según estos expertos, es que se puede producir un cambio de nombres de ministros en los próximos meses. Así lo apostilla el politólogo Xavier Peytibi. A su juicio, el mejor momento para que esto suceda va a ser cuando "pasemos a hablar de la crisis económica", tal y como ocurre en el resto de países de nuestro entorno.

El escenario que se avecina

Por delante, avanzan los politólogos, se acercan meses en los socios de gobierno vayan a intentar marcar agenda. Esquerra Republicana, cuenta Peytibi, va a ser uno de ellos. La relación con los soberanistas ha estado puesta en tela de juicio durante estos meses, pero electoralmente, adelanta el experto en asuntos de populismo, Javier Martín Merchán, puede beneficiar más a Sánchez que a Iglesias.

Rufián sobre el regreso de la mesa de diálogo: Volverá si ERC gana tanto este 14F que arrastra a todos

"Podemos los mima día sí y día también, es parte de su programa electoral, es parte de su contrato social contentar a los nacionalismos periféricos porque es lo que le piden los votantes, pero el PSOE, que está mucho más dividido en ese sentido, no los ha dejado de mimar, porque necesita sus apoyos para llevar a cabo sus políticas. Sin embargo, está sellando alianzas de forma estratégica, porque algama a los partidos en función de sus intereses. Me interesa ERC porque hay elecciones en Cataluña", narra.

Todos los expertos, eso sí, coinciden en destacar el buen estado de salud que cuenta este Gobierno de coalición, pese a todas las tensiones que muestran. Ante falta de otras alternativas posibles, ambos socios saben que se necesitan para el siguiente periodo electoral y esto hace que al menos de momentos ninguno de los expertos consultados apueste ferozmente por unos comicios adelantado. De ser así, España no volverá a acudir a las urnas hasta dentro de tres años.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo